gato

Todos nuestro amigos gatunos están propensos a padecer de accidentes tanto dentro como fuera del hogar.

La diferencia estará en la manera como las personas puedan actuar bajo estas circunstancias.

A continuación, algunas recomendaciones para cuando se presentan estos inconvenientes en los gatos.


Heridas en los gatos


Es recomendable aplicar paños fríos sobre el área afectada en caso de presentarse una herida donde esté saliendo sangre. Si lo que tiene el felino es un golpe moderado, se sugiere aplicar o echar agua fría para controlar la situación.


Temperatura de los gatos

Los gatos también pueden sufrir de una disminución de su temperatura.

En estos casos se recomienda cubrir al animal con una tela (chamarra, toalla, franela, lo que tengas a la mano) para darle calor. 

Por el contrario, de tener fiebre, será mejor trasladarlo a un área donde no se sofoque y proporcionarle agua ( humedecer una franela y colocarsela para disminuirle su temperatura corporal). 

Si las personas desean verificar la temperatura de este animal, que oscila con normalidad entre los 38.5 - 39 grados, lo pueden hacer con un termómetro por la vía rectal.

“De hacer este paso, será mejor que la persona esté acompañada de alguien para que lo ayude”, ya que la maniobra es algo molasta para nuetro amigo gatuno.


Fracturas en los gatos

De haber fracturas en los gatos, lo recomendable es llevarlo lo más rápido al Medico Veterinario, pero sin cambiar la posición del órgano afectado.

Esto se puede hacer con el uso de una tabla para moverlo de un lugar a otro.

Debe evitarse en todo momento que esta parte la pueda mover.


Señales de alerta en los gatos

De no estar seguro en cuanto a la salud del gato, se sugiere observar su respiración, si es normal o precipitada.

Además, hay que revisar si hay mucosas, lagañas o cambios en el color de los ojos, o si existe goteo nasal.

Otras señales de advertencia de que su salud no está bien son la falta de apetito, poca actividad física o apatía.

No es muy común ver a los gatos enfermos, ya que por lo general estos lindos animales cuentan con una inigualable salud, pero lo que si es común que estos caigan en un gran malestar sin avisar a sus dueños, sin demostrarles que realmente se siente enfermos y fallecen.

Muchas personas se preguntan el por que de esta situación, déjenme decirle que los gatos son los animales más discretos y nunca suelen mostrar los signos de ningún tipo de enfermedad.

se sabe que si nuestra mascota esta padeciendo una enfermedad común, nosotros solo tendremos un par de días para notar sus síntomas, por que transcurrido este tiempo, nuestro pequeño gatito estará luchando por la vida.

Puedes darte cuenta si tú gato esta enfermo, si observas los siguientes signos en él:

- Duerme mas de lo normal.
- Si tiene problemas para respirar.
- Estreñimiento.
- Diarrea.
- No orina.
- No bebe.
- Vómitos, etc.

Si notás que tu gato solo quiere esta sobre alguna parte de tu casa que este fría, esto será para ti una seña de que algo le duele, pero si ves que tu mascota se acuesta con sus cuatro patas extendidas es por que esta a punto de perder la vida.



Cabecera

Enfermedades más frecuentes

1- Panleucopenia felina:

Enfermedad de origen vírico que causa problemas gastrointestinales (vómitos, diarreas y pérdidas de peso). Si sucede en gatos jóvenes, el peligro es mayor. No asociada a otra enfermedad vírica, tiene tratamiento sintomático y puede evolucionar de manera positiva. Existe vacuna, que no debe inocularse en hembras gestantes o gatos menores de 4 meses.

2- Rinotraqueitis y Coriza

Ambas enfermedades provocan signos respiratorios tanto en orificios nasales como en vías respiratorias, conjuntivitis y úlceras en boca. Es frecuente que aparezcan en gatos jóvenes de la calle o en camadas sin vacunación alguna. Tienen tratamiento sintomático, pero pueden dejar secuelas en el animal. El Coriza se debe fundamentalmente a la acción de un herpesvirus y un calicivirus.

3- La clamidiasis:

Es una enfermedad bacteriana que provoca rinitis y conjuntivitis. Es difícil de solucionar si está acompañada de lesiones por virus del coriza. Los gatos que parecen estar curados pueden ser durante mucho tiempo portadores de la bacteria.

4- Leucemia felina:

El virus de la leucemia felina (FeLV) se transmite entre los gatos por contacto directo de saliva o secreciones nasales de gatos enfermos (lamidos o compartir platos de comida). Hay gatos que desarrollan una infección latente, otros mueren por la enfermedad y otros son virémicos transitorios (con presencia del virus en sangre). Pueden aparecer distintos síndromes clínicos debidos al virus, a la inmunosupresión que éste provoca y a las infecciones secundarias. Los síntomas varían desde anorexia (pérdida de apetito), decaimiento, linfadenopatías (problemas linfáticos), diarreas, problemas de tipo respiratorio y linfomas. El pronóstico es reservado, aunque la mayoría mueren en 2-3 años. De ahí la importancia de su vacunación.

5- Inmunodeficiencia felina:

También se contagia por contacto directo entre los gatos afectados y gatos sanos (realmente el contagio es por mordiscos entre ellos). Suelen estar más afectados los machos por las peleas. En una primera fase aparecen fiebre, linfadenopatía y alteraciones sanguíneas. Produce un estado de inmunodeficiencia similar al SIDA en los humanos tras meses o años. Las infecciones secundarias son a menudo las que provocan la muerte del gato. No hay vacunas ni tratamiento efectivo.

6- Peritonitis infecciosa felina:

Es un coronavirus el agente causal de esta enfermedad que se transmite por las secreciones oronasales y las heces de gatos infectados. Pueden presentar variedad de síntomas: signos compatibles con infecciones de las vías respiratorias, fiebre, vómitos, diarreas. Lo sufren normalmente individuos jóvenes o menores de cinco años. Puede padecerse de una _forma efusiva_, con acumulo de líquido en abdomen entre otras alteraciones, y de forma _no efusiva_, que cursa con alteraciones oculares y/o alteraciones del sistema. Existe vacuna de administración intranasal.

Los signos o síntomas que nos sugieren esta enfermedad son:

- Gato de raza pura; menor de 5 años o mayores de 10.

- Adquirido en criadero o en residencia de animales.

- Anorexia (falta de apetito), pérdida de peso y convulsiones.

- Fallos en la reproducción.

- Analítica positiva al virus de la leucemia.

- Pleuritis, fiebre, distensión abdominal, ictericia, aumento del bazo y del hígado.

7- Rabia:

Enfermedad extinguida actualmente en España. Es de origen vírico y se transmite por mordeduras de animales infectados. El virus avanza por el sistema nervioso del animal y llega al cerebro apareciendo los signos claros de la enfermedad. Produce distintos cuadros clínicos (desde agresividad a letargia). Su vacunación es obligada para viajar al exterior del país y muy aconsejada en todas las ciudades, aunque no obligatoria en algunas regiones. Es una zoonosis y podría contagiarse al hombre.

 

CUIDADOS BASICOS QUE DEBES TENER EN CUENTA SI VAS A TENER UN GATO COMO MASCOTA.

Hay que trasladarlo en su caja o cesta de viaje. Llegado a su nuevo hogar, deje que el gato indague por la casa con toda libertad, que no se sienta cohibido porque se asustará y se esconderá en el primer rincón sin querer salir en un rato.

- Esconda los cables de los electrodomésticos, proteja los mandos de la cocina, retire los utensilios que sean cortantes y ponga los objetos de valor lo más alto posible hasta que lo eduquen a no tocarlos.

- Cuidado con productos de limpieza o tóxicos.

- Resguarde sus plantas preferidas con tela metálica o póngalas en alto de momento, hasta que averigüe si son o no tóxicas para el felino:

Plantas a evitar en casa: Philodendro, Dieffenbachia, Hiedra, Caladium, Adelfa, Azaleas, Ortigas, Poinsetia. Algunas son irritantes, otras alucinógenas y otras provocan trastornos del sistema gastroentérico (vómitos, diarreas, etc.)

 

 

EL TENER MASCOTAS IMPLICA RESPONSABILIDAD Y TIEMPO PARA DEDICARES, RECUERDA QUE SON PARTE DE TU FAMILIA.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: