Hay un producto que ha revolucionado el tratamiento de piscinas que elimina el uso de productos químicos y puede decirse que es totalmente ecológico. Cientos de hogares, hoteles, piscinas públicas y centros de alto rendimiento, disfrutan de éste sistema de tratamiento basado en el proceso de hidrólisis y sin la utilización de productos químicos como el cloro y el bromo.

Si alguna vez piensa en la posibilidad de utilizar un tratamiento alternativo en su piscina; sin duda esta información puede interesar.

Cómo funciona este tratamiento para piscinas

Es un sistema patentado que combina dos tecnologías únicas:

1. La hidrólisis del agua: Mediante la cual, se descompone la molécula del agua (H20= OH- + H+) creándose los radicales libres (OH-), un potente desinfectante natural.

2. La electrólisis del cobre. Se mantiene un residual de ion cobre (4 veces por debajo del permitido en aguas potable) que permite que el agua sea desinfectante al mismo tiempo que está desinfectada.

Al entrar el agua por la cámara, se produce la acción sinérgica de los 2 procesos y el agua esta desinfectada en todo momento.

Por esto podemos indicar que es un tratamiento ecológico, sin utilización, ni creación de cloro para la desinfección del agua.

No se le añade cloro a la piscina

La principal diferencia con respecto a otros es que desinfecta el agua sin necesidad de un producto químico. La electrólisis salina forma ácido hipocloroso que es el agente activo del cloro. Es decir, se crea cloro en el agua, en vez de echarlo manualmente

Por otro lado se deben echar grandes cantidades de sal (mínimo 5 Kg/m3) al agua para poder realizar la electrólisis. Este sistema está desaconsejado en piscinas cubiertas, por la corrosión de las partes metálicas de la instalación y en especial de los calentadores del agua (bombas de calor o intercambiadores).

En aguas de pozo con alta concentración de sales minerales aparece turbidez y aumenta el pH (por lo que consume mucho corrector de pH).

Dónde se coloca esta instalación

Se coloca en el local técnico o caseta, cerca del equipo de depuración de la piscina, para conectar la cámara a la tubería de salida hacia la piscina; y el aparato de control, al cuadro eléctrico. Es una instalación sencilla y limpia; aunque debe hacerse por profesionales.

Mantenimiento de la piscina totalmente automático

Es automático, pero previamente hay que ajustar los parámetros a las necesidades concretas de la piscina, y después comprobar que ninguno de estos se desajusta.

Además existen algunos sistemas novedosos que poseen una tecnología exclusiva y patentada de autoprogramación, lo que evita que el usuario tenga que programar el equipo según la época del año, evitando así problemas y/o eficacia por la programación inadecuada del equipo llevada a cabo por el usuario (muy común con los sistemas de desinfección automáticos).

Aspectos que hay que controlar en la calidad del agua de la piscina

Este sistema necesita entre 24 y 48 horas una vez ajustados los parámetros, para funcionar al 100 % de rendimiento.

Es necesario tener unos parámetros controlados como son el pH y la conductividad del agua. Si alguno de estos se desajusta, solo hay que volverlos a ajustar.

Es un medio de desinfección y puede verse condicionado por factores externos como son tormentas, falta de depuración, exceso de bañistas.

A veces puede ser que el agua venga de origen con el pH alto y la conductividad muy baja; algo que es común en varias zonas de España. En estos casos habrá que corregir los parámetros y controlar que no se desajusten periódicamente.

¿Cuándo es recomendable usar este sistema?

Principalmente para aquellos usuarios que tienen sensibilidad a los productos clorados, con dermatitis y problemas oculares, puesto que este sistema carece de componentes químicos.

Es un sistema muy recomendado en piscinas donde los bañistas son principalmente niños y/ o personas mayores. O simplemente para usuarios que no les agrada bañarse en agua clorada.

En zonas de aguas duras donde las instalaciones sufren un montón a causa de la cal, es un tratamiento idóneo ya que además evita las incrustaciones calcáreas.

Por supuesto, para aquellas personas que por su falta de tiempo desean tener la piscina automatizada, este tipo de tratamiento dispone de un aparato de control que además de realizar automáticamente las funciones de oxidación/ ionización, también puede controlar el pH, las luces, la cubierta automática ofreciendo la posibilidad de domotizar todas las funciones de la piscina y alrededores.

Beneficios del tratamiento ecológico de las piscinas

Este aparato tiene un coste que se amortiza desde el primer día tanto por la calidad del agua en la que se disfruta del baño; como por la cantidad de tiempo que un usuario deja de invertir en la piscina.

Luego existen otros beneficios como saber que uno se baña en un agua totalmente libre de productos químicos, que la piel, ojos y pelo no se resienten, y que bacteriológicamente es un agua que se puede beber; pudiendo ser utilizada para el riego.

La nueva cámara de electrodos presenta un diseño innovador que reduce considerablemente los costes de instalación; permitiendo dejar el equipo instalado y funcionando en 1 hora aproximadamente.

El consumo de energía eléctrica es de aproximadamente 6-12 w/h.; el más bajo del mercado en aparatos de automatismo.

Mantenimiento del aparato

Los electrodos duran como mínimo de 2 años en piscina privada y es habitual que los electrodos de titanio duren entre 3 y 5 años.

Antes de su utilización como tratamiento del agua de piscinas, este sistema de hidrólisis se utilizaba principalmente en potabilización de aguas, eliminación de legionela en torres de refrigeración y tratamiento de aguas residuales.

Todo son ventajas

  • Están provistos de un diseño innovador que reduce el tiempo de instalación. (Permite instalar el equipo en 1 hora aproximadamente)
  • Pre- Instalación para poder conectar el controlador automático de pH.
  • Posibilidad de domotizar todas las funciones de la piscina (luces, limpiafondos eléctrico, cubiertas automáticas, control automático temperatura del agua, etc.
  • Tecnología patentada y exclusiva de auto-programación, para no tener que volverlo a programar según la época del año.
  • Los electrodos se pueden cambiar sin tocar la instalación
  • El nuevo diseño permite que circule mejor el agua y aumenta el tiempo de contacto y producción de oxigeno, favoreciendo la desinfección.
  • También el mayor n° de electrodos y su mayor tamaño favorecen la desinfección.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: