Al terminar Dios de crear a los diferentes profesionales, se le acercó el ángel entrometido y preguntó: ¿Señor por qué te has tomado tanto tiempo para crear a los profesionales de la salud?

Y Dios le contestó: ¡He creado al hombre a mi imagen y semejanza, un ser maravilloso, dotado de grandes facultades y apto para hacer realidad todo lo propuesto. Le he dado un conjunto de sistemas, órganos y células capaces de autoregenerarse y permanecer en perfecto estado, pero también lo he dotado de una mente y le he regalado el libre albedrío, facultad para autogestionarse, autodirigirse y autocontrolarse!

Si Dios eso lo entiendo, pero ¿Qué relación tiene esto con los profesionales de la salud? -

Ángel entrometido, en mi calidad de Creador se y tengo la plena certeza de la existencia de momentos en los cuales fallará su sistema inmunológico, pues de forma consciente e inconsciente puede el ser humano llegar a dañar su cuerpo. En esos instantes con seguridad Yo estaré muy ocupado para ayudarles. Así, cuando me llamen implorando milagritos de sanación, mi as bajo la manga serán estos mis seres especiales, a quienes he facultado para extender sus manos y con la intención amorosa de sanar llevar en mi nombre el alivio requerido.

Por ello los profesionales de la salud han sido especialmente escogidos, seres con características superespeciales:

? Aquellos quienes tras años y años estudio logren por fin un diploma facultándoles para estar muy cerca de la miseria humana.

? Aquellos capaces de contener las lagrimas y aparentar insensibilidad ante el dolor para poder seguir realizando su labor.

? Aquellos quienes sin importar si es de día o de noche y a pesar de la cara de su pareja atiendan los llamados de sus pacientes.

? Aquellos dispuestos a trabajar con una sonrisa en los labios aun en posturno de 12 horas.

? Aquellos quienes vestidos con trajes especiales son reflejo de la grandeza y hasta invocados para hacer milagros.

? Aquellos capaces de continuar su labor sin recibir tantas veces ni siquiera un “gracias” tras haber dado lo mejor de si para sanar a otro ser humano.

? Aquellos quienes a pesar de su esfuerzo, al ser sorprendidos por la muerte arrebatando la vida de su paciente, estén preparados para soportar la calificación de malos profesionales y hasta causantes del suceso.

? Aquellos capaces de olvidar a su misma familia por estar al servicio de sus semejantes.

? Aquellos quienes conocedores de la gravedad de unos síntomas en sus propios hijos sean el soporte de quienes les rodean y puedan ponerse en las manos de sus colegas.

? Aquellos olvidados de sus propias necesidades por el afán del servicio

? Aquellos dispuestos a sobreponerse al desacuerdo, indiferencia e incomprensión de quienes les rodean.

Y así siguió Dios horas y horas describiendo al ángel entrometido las características que yo Heidman Janeth he visto reflejadas en los ojos de tantas personas dedicadas al servicio de la salud, con las cuales he tenido la dicha de compartir en el diario vivir, y a otros, a quienes he tenido el honor de encontrar a través de mi labor en conferencias y seminarios taller. (Autor: Heidman Janeth Ballesteros Ruiz)

Algún día escribí estas palabras como homenaje a quienes trabajan al servicio de los demás a través del sector salud. Lo he leído dentro de algunas de mis capacitaciones y hoy atendiendo la solicitud especial de la jefe Rosita Ramírez,  lo comparto en este mensaje del lunes con admiración a quienes son los gestores y como una invitación a quienes somos los usuarios de la salud, para que nos pongamos en el lugar de ellos.

La energía del universo y la Sabiduría Divina iluminen este día de fe y esperanza

Heidman Janeth Ballesteros Ruiz

Guillermo Velosa Arbeláez

Eliath Javier Pérez Ballesteros

Consultores Motivadores Organizacionales

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: