A todas nos gusta tener las uñas cuidadas y perfectas. La manicura francesa es una de las opciones más elegantes que hay de maquillar nuestras manos.

      Hay una forma muy sencilla de hacer una buena manicura francesa sin necesidad de acudir al centro de estetica cada semana.

    Lo primero que debemos aplicar, después de limar y arreglar las uñas como hacemos habitualmente, es una pequeña capa de endurecedor, encima del endurecedor pintamos con el color base que hemos elegido, cuánto más natural, más bonito y elegante nos quedará.

      Ahora viene la parte más "complicada" para muchas de nosotras, pintar la rayita blanca. Muchas veces usamos guías de plástico cuyo resultado no acaba de convencernos, ya que al desprendernos deja una marca. La forma más simple es usar un pincel muy fino, si no lo tenemos, podemos cortar el del esmalte de forma que en la puntita queden muy pocos pelitos del pincel, asi nos quedará al pintar una linea muy finita, seguidamente damos otra capa del color base y listo.

     El proceso sería:

     1.- ENDURECEDOR

     2.- COLOR

     3.- LINEA BLANCA

     4.- COLOR

     5.- ENDURECEDOR

     6.- BRILLO TRANSPARENTE

     Aquí terminaríamos nuestra manicura, pero para hacerla más duradera, podemos dar otra capita de endurecedor al final y encima una pequeña capa de esmalte transparente. ¡Quéda perfecto!

 

Después de cuidar la uña, aplicad un color natural

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: