fotografia

Esta fruta, en contra de lo que se cree, no es oriunda de Latinoamérica sino de la India y fue llevada al continente americano por los portugueses primeramente al Brasil. De suave aroma y color rojizo cuando está madura, esta fruta es muy rica en antioxidantes, contiene vitamina C y B 5 entre otras. Contiene también hidratos de carbono y si se toma en exceso puede resultar laxante.

fotografia

Existen muchas variedades de mango, algunas de ellas conseguidas por injertos, pero la de mayor tamaño es más sabrosa con un ligero sabor a melocotón. Este árbol es del género mangifera y alcanza un gran tamaño que puede superar los 25 o 30 metros. Se desarrolla y crece muy bien en climas cálidos o templados como Perú, México, Venezuela, Colómbia, Cuba, etc. En España se adaptó con facilidad en Canarias y en las zonas cálidas de la Costa del Sol.  

fotografia

Considerado como el rey de las frutas, el mango tiene poderes antioxidantes y es también anticancerígeno. Su alto contenido en vitaminas A y C lo hacen capaz de neutralizar los radicales libres y dotar al organismo de fuertes defensas contra la degradación celular. Su alto contenido de hierro lo hace favorable para prevenir enfermedades como la anemia y derivados y al igual que la mayoría de frutos es rico en agua y bajo en grasas lo que facilita la digestión. Su mayor tesoro son las tres vitaminas antioxidantes, A, C y E, también los minerales y sustancias de efecto protector.

fotografia

También favorece el aspecto de la piel y es muy saludable para las embarazadas y también para personas ancianas. Su piel no es comestible pero conviene lavarlos bien antes de pelarlos ya que pueden contener bacterias que podrían perjudicar la salud  y aunque se suele comer cortándolo en láminas, también es muy apropiado para batidos, sorbetes, zumos, etc. Apropiado también para cualquier tipo de ensaladas, además de adornarlas con su bonito color aporta un sabor incomparable, se puede añadir en forma de tacos o en láminas alargadas.

También en algunos guisos o asados de carne suele ser un buen acompañante imprimiendo con su olor y rico sabor el resultado del plato.  Las mermeladas de mango también resultan deliciosas para tomar en el desayuno con tostadas que además de ser deliciosa es altamente saludable.

fotografia

Un truco para saber si un mango está bien maduro es sumergirlo en agua y si se hunde es que está maduro y si flota, es que está aún verde. Si es así, se pueden tener a temperatura ambiente y en tres o cuatro días suelen madurar y ya pueden comerse. Los minerales que contiene este fruto son Potasio, Fósforo y Calcio que junto con las vitaminas A y C le convierte en el rey de los antioxidantes, además su aportación en fibra ayuda al transito intestinal. Se cree que era la fruta preferida de Sri Critanya Mahaprabhu, considerado un santo fundador de una rama del induísmo, por lo que en La India el mango se considera la fruta nacional.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: