Sobreviviendo a la crisis financiera

Hay ocasiones en que nuestros ingresos se pueden ver afectados o que la inflación sea tan creciente, que los mismos no alcancen para poder cumplir con nuestros compromisos financieros. Entonces, entramos en pánico ya que nos enfrentamos a una crisis económica.

Pareja cargando el peso de las deudas

Ya sea porque tengamos una baja de ingresos, perdamos el empleo, la empresa sufra una crisis financiera o el costo de la vida se eleve súbitamente, es necesario reducir gastos y por ningún motivo dejar de cumplir con nuestros compromisos bancarios, ya que éstos pueden afectar severamente nuestro crédito. Por lo que puedo sugerir lo siguiente:

  1. En todo momento, cumplir con el pago mínimo de los compromisos con bancos, ya sea tarjetas de crédito, préstamo hipotecario, préstamo de auto, préstamo personal o cualquier otro tipo de financiamiento. En el momento que incumplamos estos compromisos, las deudas se incrementarán, ya que generarán cargos por mora, incremento en los intereses, y por supuesto, se afectará negativamente nuestro historial de crédito.
  2. Reducir gastos innecesarios: En tiempos de crisis es importante procurar evitar las salidas a la calle, restaurantes, eventos, cines, etc. Si tratamos de comer en casa, llevar almuerzo al trabajo diariamente, entretenernos en casa con la televisión, música, juegos de mesa, podremos reducir significativamente nuestros gastos, lo cual puede ser de gran ayuda en esta clase de situaciones. Toda reducción de gastos, se convierte en un ahorro.
  3. Procurar tener al día las cuentas del hogar: Por lo general, las instituciones que brindan servicios públicos, tales como agua, luz, teléfono, cable, etc., pueden esperar dos a tres meses antes de restringir los servicios por incumplimiento de pago. Es por esto que debemos tratar de estar al día, ya que en una situación de emergencia, estas cuentas podrían dejar de pagarse uno o dos meses mientras que estabilizamos nuestra situación financiera, sin vernos perjudicados. Debemos recordar en todo momento, que al atrasarnos con el pago, debemos considerar recargo por mora. Dentro de nuestras prioridades debe estar el pago de los gastos escolares de los niños (principalmente la colegiatura, transporte y alimentación).
  4. Mantener la calma: Aunque parezca imposible, es necesario permanecer serenos, ya que al estresarnos por la crisis económica, también podemos desencadenar una crisis psicológica, que puede conllevar a la depresión, problemas familiares, problemas con el desempeño laboral, entre otros. Es necesario mantener una perspectiva real de la situación, pero tratar de mantener una actitud positiva.
  5. Ser honestos: Es importante no ocultar los problemas económicos a la pareja, ya que es quien puede brindarnos apoyo en los momentos difíciles y ayudar con la carga. Adicionalmente que nuestros problemas económicos se convierten en los de él o ella también. Si estamos en crisis, la pareja también lo está,  al ocultar las deudas, estaremos afectando la confianza.
  6. Educar a los niños: Aunque resulte difícil y doloroso negarle algo a los hijos, es importante enseñarles que nos encontramos en una época de recesión, y se requiere de su cooperación, por lo que por algún tiempo pasaremos más tiempo en casa, reducir la compra de postres, juguetes, etc. Es importante enseñarles a medir los gastos, sin inculcarles pánico.
  7. Utilizar los ahorros sabiamente: Es importante tener ahorros para situaciones imprevistas o tiempos de crisis, pero más importante aún es utilizarlos con cautela una vez que nos vemos obligados a retirarlos. No debemos olvidar reponer estos fondos en cuanto la crisis sea superada.
Espero les sea de utilidad estos consejos para poder sobrevivir a la CRISIS ECONÓMICA, ya que así como hay momentos de mucha prosperidad, existen casos de recesión, y es importante poder controlar la situación para que no se vuelva en nuestra contra. 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: