1. INTRODUCCIÓN
Un mando a distancia o control remoto es un dispositivo electrónico usado para realizar una operación remota sobre una máquina.
El término se emplea normalmente para referirse al mando a distancia (llamado por lo general "el mando" o, como denominan en Latinoamérica, "el control") para el televisor u otro tipo de aparato electrónico. La mayoría de estos controles se comunican con sus respectivos aparatos vía señales de infrarrojo (IR) y sólo unos pocos utilizan señales de radio. En los vehículos modernos las clásicas llaves incorporan ahora mandos a distancia con diversas funciones.
El objetivo principal de esta investigación es conocer el funcionamiento del mando a distancia. Analizaremos su estructura interna para conocer los elementos que lo componen y que en su conjunto hacen posible su función controlando diferentes aparatos como televisores, reproductores de música y los nuevos usos en videojuegos.
Por otro lado, haremos un recorrido histórico desde sus comienzos, donde nos vamos a encontrar con sus orígenes, cuando teníamos los mandos más sencillos, que sólo contenían las funciones más típicas de encendido y apagado, hasta evolucionar e incorporar nuevas funciones que se fuesen adaptando a las exigencias de las nuevas tecnologías de la actualidad, como por ejemplo el mando universal, capaz de controlar más de un aparato o el moderno mando adaptado a la televisión digital de la actualidad.
También, hemos realizado algunos análisis de varios tipos de mandos normales, universales y de otros tipos, pero no son los únicos, ya que existen innumerables clases y tipos de mandos, comercializados por una gran variedad de marcas, cada una incorporándoles características especiales, y sería interminable analizar individualmente cada mando que existe en la actualidad en el mercado.
En definitiva, hemos realizado un estudio del mando a distancia, desde diferentes aplicaciones, no solo en su uso en el audiovisual (DVD, televisor, equipos de música, videojuegos), sino como control remoto de cualquier aparato de la vida cotidiana de una persona (garaje, alarma de un coche, entre otros).

2. EL MANDO A DISTANCIA O CONTROL REMOTO
El mando a distancia es un dispositivo electrónico usado para realizar una operación remota sobre un televisor u otro aparato. Este dispositivo se emplea para encender o apagar el televisor u otro tipo de aparato como el reproductor del DVD, Hi-Fi, computadoras, y para interruptores como alarmas.
Los mandos a distancia para estos aparatos son normalmente pequeños objetos, fácilmente manipulables con una mano, con una matriz de botones para ajustar los distintos valores, como por ejemplo, el canal de televisión, el número de canción y el volumen.
En la mayoría de dispositivos modernos, el mando contiene todas las funciones de control, mientras que el propio aparato controlado sólo dispone de los controles más primarios. La mayoría de estos controles remotos se comunican con sus respectivos aparatos vía señales de infrarrojo (IR) y sólo unos pocos utilizan señales de radio.

3. ANATOMIA DE UN MANDO
Por lo general un mando a distancia está compuesto por una carcasa, una plaqueta donde se encuentran los componentes electrónicos, una fuente de alimentación, que normalmente suelen ser dos baterías de 1.5 voltios (pilas AA o AAA), y una botonera. El clásico control remoto de televisión con el que cambiamos de canal en el televisor es un ejemplo de comunicación óptica no guiada porque la luz (en este caso infrarroja) viaja a través del espacio libre sin ser guiada por una fibra óptica (guía de ondas dieléctrica) como sería lo habitual.
Un mando está compuesto de los siguientes elementos:
-Una carcasa, lado superior (A) y lado inferior (D). Los demás elementos que componen la carcasa son un tornillo (E) y una tapadera (F) para cerrar la carcasa con la batería o pilas.
-Una botonera (B)
-Una plaqueta donde se encuentran los componentes electrónicos (C)
-Una fuente de alimentación, (G) pilas AAA.

4. CÓMO FUNCIONA UN MANDO A DISTANCIA
La mayoría de los controles remotos para aparatos domésticos utilizan diodos de emisión cercana a infrarrojo para emitir un rayo de luz que alcance el dispositivo. Esta luz es invisible para el ojo humano, pero transporta señales que pueden detectarse por el aparato. La radiación infrarroja, radiación térmica o radiación IR es un tipo de radiación electromagnética de mayor longitud de onda que la luz visible, pero menor que la de las microondas. Consecuentemente, tiene menor frecuencia que la luz visible y mayor que las microondas. Su rango de longitudes de onda va desde unos 700 nanómetros hasta 1 milímetro. La radiación infrarroja es emitida por cualquier cuerpo cuya temperatura sea mayor que 0 Kelvin. El nombre de infrarrojo significa por debajo del rojo pues su comienzo se encuentra adyacente al color rojo del espectro visible.
Un control remoto de un sólo canal permite enviar una señal portadora, usada para accionar una determinada función. Para controles remotos multicanales, se necesitan procedimientos más sofisticados. Uno de ellos consiste en modular la señal portadora con señales de diferente frecuencia. Después de la demodulación de la señal recibida, se aplican los filtros de frecuencia apropiados para separar las señales respectivas. En la actualidad, utilizan métodos digitales.
Los botones tienen en su parte posterior un material que conduce la electricidad. Cuando se presiona el botón, este material hace contacto con un la plaqueta y cierra el circuito que corresponde al botón. Un pequeño circuito integrado reconoce la señal y determina qué botón fue presionado. En base a esa información da orden a un cristal para que genere un impulso eléctrico con una frecuencia determinada. Ese impulso es transmitido a un LED que lo envía convertido en radiación infrarroja. El receptor (por ejemplo, un televisor) puede reconocer el botón pulsado midiendo la frecuencia de la radiación.
Hay dos tecnologías primarias del mando a distancia: telecontroles de la radiofrecuencia, o telecontroles del RF, que utilizan las ondas de radio, e infrarrojo, o IR, que son telecontroles que utilizan la luz infrarroja. Modulando los pulsos ligeros infrarrojos, un mando a distancia puede difundir un sistema de señales que representan una tarea específica a la televisión. Se crean las señales cuando se aprieta el botón en el telecontrol. Si por ejemplo apretamos el botón del volumen en el telecontrol, el tacto presiona la llave de abajo sobre un circuito situado en un tablero dentro del telecontrol. Las marcas del botón entran en contacto con el circuito y envían un patrón de ondas ligeras que ordenan al televisor subir el volumen.
Un mando a distancia tiene un circuito separado para cada cosa que se quiera controlar, por ejemplo el canal, el volumen, el teletexto etc. Los circuitos adicionales se utilizan para hacer funcionar receptores de cable o juegos de DVD.
Cada circuito convierte una prensa del botón a un impulso eléctrico. El circuito envía este impulso eléctrico a un diodo electro luminoso infrarrojo (LED) situado en el frente del telecontrol. El LED convierte el impulso eléctrico a los pulsos ligeros infrarrojos. La televisión contiene un receptor infrarrojo que toma estas señales entrantes del telecontrol y traduce los pulsos ligeros al comando eléctrico apropiado. La mayoría de los dispositivos infrarrojos funcionan en un radio de 30 pies, y deben tener una línea de la vista directa entre el telecontrol y el receptor. El receptor infrarrojo en una televisión responde a una longitud de onda específica de la luz infrarroja, generalmente 980 nanómetros.

Criterios para usar correctamente un mando a distancia
Lo primero y fundamental es revisar las pilas, ya que pueden haberse gastado. Además, debemos controlar la ubicación correcta dentro de su alojamiento. El polo negativo de la batería debe ir hacia los resortes que encontramos en dicho receptáculo, mientras que el polo positivo debe ir en el sentido contrario. Si las pilas no son las responsables de que el mando no funcione, debemos saber qué es lo que no debemos hacer:
No debemos colocar el mando bajo el grifo de agua para intentar lavarlo, ni sumergirlo en disolvente para desengrasarlo internamente. Tampoco se debe clavar un destornillador de punta entre sus partes plásticas externas y tornearlo, pretendiendo destaparlo. Lo único que conseguiremos es deformar todos los plásticos y provocar daños irreparables, que derivarán en un mando a distancia envuelto en cinta y pegado por todos lados.

Los tornillos que sujetan las tapas del mando entre sí, generalmente se encuentran en el receptáculo de las baterías o en las esquinas del gabinete. Luego de retirarlos, procederemos a desprender las tapas de las trabas que las unen. Al presionar suavemente en la hendidura que se forma en la unión, notaremos que uno de los dos plásticos cederá levemente hacia adentro. Allí nos daremos cuenta de que las tapas están solapadas una sobre la otra. Es decir, ambas se superponen entre sí. Normalmente la que queda debajo posee las partes “hembra” de las trabas que sostienen armado el mando, mientras que las exteriores poseen las partes “macho”. Esto no es una regla constante para todos los casos. Un buen desafío para aquel que desarma un mando a distancia es no romper ninguna de las trabas plásticas de las tapas. Una vez que se haya terminado de lavar las partes mencionadas, éstas se secarán fácilmente si hemos usado agua caliente.

En primera instancia nos encontraremos con el LED emisor infrarrojo y un resonador cerámico, que puede ser de distintos valores, como por ejemplo 429Khz, 455Khz, 485Khz, 503Khz, 3,58Mhz y 4Mhz, que son los más usuales. Encontraremos también el circuito integrado que hace funcionar el mando, además de algunos transistores y resistencias. Debemos verificar que todos estén correctamente soldados y que ninguno esté cortado. Los que siempre se rompen son el resonador cerámico y el LED. El resonador debe estar pegado a la placa principal, y sus terminales deben estar correctamente conectados, mientras que el LED no debe presentar falsos contactos en sus soldaduras.

Una vez inspeccionada la placa en su totalidad y verificada la integridad de sus componentes, procederemos a lavarla con Alcohol Isopropílico o con Alcohol Etílico común, cuidando que quede bien seca y limpia. Si alguna vez se derrama ácido de las baterías dentro del mando, notaremos que la capa verde que recubre las vías se desprende fácilmente de estos lugares y se torna de un color más oscuro que el resto de la placa. En este caso, debemos raspar todas estas zonas con mucha paciencia hasta llegar al
cobre y luego cubrirlo con laca protectora para evitar que la corrosión siga avanzando.

5. TIPOS DE MANDO
Existen mandos o radiocontroles para muchos otros dispositivos: modelos a escala de aviones, helicópteros, para apertura de garajes, y otros modelos utilizados en juguetes por radiocontrol. El mando también fue usado en vehículos militares en el siglo XX, y además experimentaron con aviones por control remoto. La tecnología a través de este tipo de dispositivo también es usada en los viajes en el espacio. Por ejemplo, en el programa Ruso Lunokhod, los vehículos eran accionados por control remoto. El control remoto directo de vehículos espaciales a mayores distancias desde la tierra no es práctico debido al retardo de la señal.
Un mando universal combina diversos controles en uno, normalmente con alguna clase de interruptor o botón para seleccionar el aparato controlado. Los mandos universales varían desde los modelos básicos más baratos a un mando como el modelo Linux de Sony. El primer modelo de control remoto universal fue desarrollado por William Russell McIntyre a mediados de los 80. (Más adelante hacemos un análisis en profundidad del mando universal).
El siguiente paso en los mandos a distancia son los paneles de control doméstico. Estos controles remotos no sólo funcionan en televisores o sistemas de entretenimiento, sino que permiten controlar otros aparatos eléctricos tales como cortinas electrónicas, interruptores de la luz y cámaras de seguridad. Algunos de los últimos paneles de control domésticos permiten la transmisión de audio, así como tomar fotografías. A veces se usan armas de fuego por control remoto para cazar. En el año 2005, en Estados Unidos, en el estado de Virginia, se prohibió esta práctica.
La mayoría de mandos a distancia para aparatos domésticos utilizan diodos de emisión cercana a infrarrojo para emitir un rayo de luz que alcance el dispositivo. Esta luz es invisible para el ojo humano, pero transporta señales que pueden ser detectadas por el aparato.
Un mando a distancia de un sólo canal permite enviar una señal portadora, usada para accionar una determinada función. Para controles remoto multicanales, se necesitan procedimientos más sofisticados; uno de ellos consiste en modular la señal portadora con señales de diferente frecuencia. Después de la demodulación de la señal recibida, se  aplican los filtros de frecuencia apropiados para separar las señales respectivas. Hoy día se suelen usar métodos digitales.

Existen también una serie de mandos a distancia por radiofrecuencia, como por ejemplo los siguientes:
-Óvalo: Mando copiador que permite grabar en su memoria la señal de dos mandos diferentes, así podemos tener un solo mando que nos hace la función de dos. Copia mandos binarios y trinarios habituales, trabaja en la frecuencia de 433,92 Mhz.

-MV-12 Plus: este mando permite copiar casi todos los mandos trinarios que existen en el mercado con posibilidad de cambiar el código con los switches internos o grabarlo en memoria pudiendo combinar dos mandos en uno, que funcionen en 433.92 Mhz.

-Autocopy: mando autocopiador para códigos fijos (binarios y trinarios) y frecuencia de 433,92MHz. En cada pulsador se puede memorizar un mando diferente.

-Evolutivo de 2 botones: mando basado en el sistema de encriptación Keeloq de Microchip que usa el chip HCS301 para encriptar los datos que envía y que en cada emisión son diferentes lo cual hace que sea un sistema de control seguro y difícil de copiar.

6. EL MANDO A DISTANCIA UNIVERSAL
He incluido un nuevo apartado para este tipo de mando, ya que hay diferentes modalidades de mandos universales. Un mando universal es aquel dispositivo capaz de controlar distintos elementos (como equipos de música, reproductores de DVD, aires acondicionados, sistemas de robótica) de uno o varios fabricantes distintos, mediante códigos IR (infrarrojos), porque tiene almacenados esos códigos de control en una base de datos interna o porque es capaz de aprender los códigos IR del mando original del elemento a controlar. El mando universal es muchas veces la única solución a modelos muy antiguos o de poca comercialización. Sus prestaciones son en muchos casos reducidas respecto al mando averiado o roto.
Se podrían dividir en dos grandes grupos: los que se asemejan a un mando normal pero con muchos más botones y los que están compuestos por una pantalla táctil en la que se van representando los botones de los distintos dispositivos que controlan mediante un menú previo de selección. La problemática de los primeros surge cuando aparecen nuevos dispositivos en el mercado y no se encuentra en la base de datos interna, en estos casos no es posible actualizar los controles. Los que dispone de una pantalla táctil configurable tienen la dificultad de tener que utilizar un software de configuración con demasiadas posibilidades que no es capaz de utilizar del todo.
Los mandos universales no son aptos para las siguientes funciones:
-VCR, puesta en hora, sintonía, programación de grabación etc.
-DVD, falta de prestaciones en los modelos grabadores.
-HI FI, falta de prestaciones en modelos sofisticados.
-SAT, falta de programación y control de antena y LNB

Es fundamental comprobar que el mando universal que vamos a comprar tiene estas prestaciones:
-Entrada en programación Sintonía +/-
-Menú, OK, Info
-Fastext teclas ROJO·VERDE·AMARILLO·AZUL
-PIP

-Euroconector Scart, indispensable para Play Station, DVD, etc.
-Temporizador
-Brillo, Color, Contraste
-Idioma Nicam Dual I-II o A/B
-Teclas especiales, que incorporan los diferentes modelos.
Vamos a analizar algunos mandos universales: Philips SRU9660 y Phillips Prestigo SRT9320, y algunos prototipos que están en proceso de estudio para su fabricación y comercialización.

7.EL MANDO A DISTANCIA MULTIFUNCIONAL PARA LA TELEVISIÓN DIGITAL
El mando a distancia multifuncional para la televisión digital incorpora uno o varios conectores para lectura/escritura de tarjetas inteligentes, tarjetas chip o electrónicas y cabezas para lectura/escritura de tarjetas con banda magnética. El acceso a parte o a todas las funciones del mando o de los equipos controlados por dicho mando, puede estar o no condicionado por la inserción de una o varias tarjetas inteligentes o de banda magnética, y/o por la autentificación del usuario autorizado para el uso de las mismas mediante la introducción del correspondiente código, con ayuda del teclado del propio mando. Además incorpora un receptor y un emisor de infrarrojos y los circuitos eléctricos necesarios para interconectar el emisor y el receptor de infrarrojos.

8. NUEVOS USOS DEL MANDO A DISTANCIA: CONSOLAS Y VIDEOJUEGOS
También contamos con otro tipo de mandos para consolas y videojuegos. Los controles para los videojuegos han utilizado cables hasta recientemente debido a que la tecnología de infrarrojos no era lo suficientemente fiable debido a la dificultad de jugar y apuntar el control hacia el sensor al mismo tiempo. Sin embargo, algunas empresas construyeron mandos sin cable para varias consolas.
Wiimote
Es el mando principal de la consola Wii de Nintendo. Sus características más destacables son la capacidad de detección de movimiento en el espacio y la habilidad de apuntar hacia objetos en la pantalla.
El diseño del Wii Remote no se basa en los tradicionales mandos para los videojuegos. A diferencia de ellos, es similar a un control remoto de televisión, creado para ser utilizado con una sola mano. Cuenta con un puerto de expansión para añadir periféricos en su parte inferior.
El control puede ser tomado de dos formas: vertical (con una mano) y horizontal (con dos manos). Esta última está diseñada para usarse en juegos de conducción y vuelo, además de ser usado para algunos juegos de la Consola Virtual. El diseño del Wiimote es simétrico, por lo que puede tomarse tanto con la mano derecha como con la izquierda.
Adicionalmente, en su parte frontal incluye un altavoz y cuatro luces numeradas que indican el número de jugador al que corresponde tal mando y ver el tiempo de vida de la batería. A diferencia de un mando que detecta la luz de un televisor, el Wiimote detecta la luz de la barra sensor de la consola, lo que permite el uso coherente, independientemente del tipo o tamaño de la televisión.

La barra sensor es necesaria cuando el Wiimote está controlando movimientos arriba-abajo, izquierda-derecha de un cursor en la pantalla del televisor para apuntar a las opciones de menú u objetos como los enemigos en un juego. Debido a que la barra de sensores también permite calcular la distancia entre el Wiimote y la sensibilidad de la Barra, el mando también puede controlar el movimiento adelante-retroceso hacia un objeto en un juego en tres dimensiones. El movimiento rápido hacia delante o hacia atrás, como los puñetazos en un juego de boxeo, está controlado por los sensores de aceleración. Usando estos sensores de aceleración, el Wiimote también puede controlar la rotación de un cursor u otros objetos. Este mando dispone de funcionalidad de audio y vibración.

Zeemote
Es un tipo de mando para videojuegos de móvil al estilo de videoconsola. En la parte superior tenemos un joystick con el que podemos controlar la dirección en la que se mueve el personaje del juego, o controlar cualquier tipo de direccionalidad que necesitemos durante el desarrollo del juego. El joystick se piensa que sería mejor utilizado con el dedo pulgar. En la parte delantera del mando, tenemos dos botones programables para realizar acciones del tipo disparo o accionar objetos, aunque dependerá siempre del tipo de juego con el que estemos tratando. La fuente de alimentación de este mando son dos pilas AAA, y es lo suficientemente pequeño y manejable como para llevarlo en un bolsillo. Se conecta a cualquier teléfono móvil compatible con el estándar Bluetooth 2.0, y precisa una pequeña preparación por parte del programador para ser operativo el juego. En catálogo ya cuentan con compañías de la talla de Eidos o SEGA Mobile que ofrecen soporte.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: