Cuento

MAMÁ NATURA SE ENFADA

   Mamá Natura estaba impaciente por que la nueva vida que había creado saliera de su vientre. Estaba deseosa de ver como íba creciendo y desarrollándose según íba imaginando como serían sus hijos.

    Por fín un día, Mamá Natura explotó y todos sus hijos salieron al exterior a disfrutar de todas las cosas bellas que había creado. Así fué como las islas, los continentes, las montañas... empezaron a ser pobladas por los hijos de Mamá Natura. Al principio estos aprovechaban muy bien todos los recursos que su madre había creado para ellos no cazando ni pescando un animal de más, cogiendo sólo la fruta o verdura que íban a consumir y aprendiendo a respetar la naturaleza no estropeándola sin ningún fin.

   Así vivieron felices y contentos Mamá Natura y sus hijos en perfecta armonía y cuidando la creación. Pero poco a poco los hijos más díscolos y ambiciosos empezaron a recolectar más fruta de la que podían consumir, pescaban más peces que luego se ponían malos y había que tirar, cortaron árboles para ampliar sus casas y haciendo más áridos los terrenos restando oxígeno a sus hermanos.

   Aquella situación íba cada vez a más y por lo tanto la situación era muy mala. Mamá Natura al principio los reñía amablemente, luego un poco más fuerte pero como la situación era insostenible al final Mamá Natura se enfadó visiblimente. Todos los hijos de Mamá Natura empezaron a perecer hambre, frío y ya no sentían el abrazo tierno y cálido de su mamá.

   Viendo los hijos que Mamá Natura no se contentaba, decidieron organizarla una fiesta. Pero Mamá Natura no se contentaba. Nerviosos y tristes por la situación los hijos de Mamá Natura decidieron reunirse todos para ver que podían hacer. Estuvieron debatiendo el por que del enfado de su madre y al final se dieron cuenta el por que Mamá Natura estaba en ese estado.

   A partir de entonces para contentar a Mamá Natura, todos sus hijos empezaron nuevamente a cuidar de los recursos que les había creado, volvieron replantar los árboles y flores, sólo cazaban y pescaban lo que íban a consumir y nunca más explotaron los recursos sin necesidad pues vieron que Mamá Natura estaba muriendo de pena. Gracias a esto Mamá Natura fué recuperando la salud y la alegría y volvió a mimar y cuidar a sus hijos, e incluso a los más egoistas y díscolos que aprendieron la lección.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: