En los casi cinco siglos de existencia, se puede contar con los dedos de la mano, los dueños de este palacio que han conseguido salir vivos de la maldición que pesa sobre esta casa y que han fallecido de forma natural. Ca´ Darío, en Venecia, es un lugar terrorífico cuyos propietarios desde 1487 hasta el último en 1993, han muerto de forma violenta uno tras otro.

 

 

No hay ninguna ciudad en el mundo y ninguna calle o avenida comparable con el Gran Canal Veneciano. Las fachadas de sus majestuosos palacios deslumbra y abruma a los visitantes, sea cual sea su procedencia. De todos los palacios Ca´ Darío es el más legendario de todos. En este lugar maldito sus propietarios han muerto de forma violenta uno tras otro después de adquirir el inmueble. Con la fama que arrastra y después que el último propietario, el magnate italiano Raul Gardini se suicidara de un disparo en la cabeza en pleno proceso por corrupción, no es de extrañar que llevara más de 10 años completamente abandonada.

Estaba a la venta, pero no había ningún comprador que se interesase, no solo por su elevado precio, sino sobretodo por la extraña maldición que pesa sobre la casa. Hace un par de años, nuevamente fue noticia pues un valiente y millonario estadounidense había comprado Ca´ Dario. ¿Era posible que hubiese pagado 8 millones de euros?, ¿Conocía el pasado de la casa?. Los venecianos  se hicieron muchas preguntas, una sobre todas, ¿volverá Ca´ Darío a imponer su maldición?.

 

No cabe duda que este palacio suma un número considerable de muertes trágicas. En el siglo XV el primer dueño, un senador, sufrió lo que pudo ser un suicidio se su hija y esposo al saberse en la completa ruina. Ca´ Darío pasó entonces a manos de la familia Barbaro, y uno de los herederos de la noble familia fue asesinado en Candia. El siguiente propietario, Arbit Abbdoll, un comerciante armenio de diamantes, murió en la miseria total, arruinado, después de comprar la casa.

Después de algunos episodios trágicos, en el siglo XlX, un americano llamado Randon Brown, se suicidó entre los muros de Ca´ Dario junto con su compañero, después de un escándalo que se desató al saberse que ambos hombres eran pareja. El palacio pasó entonces a manos de Carles Briggs, a quien le siguieron la habladurías sobre homosexualidad, avandonó el palacio y se marchó a México, al llegar allí su amante se quitó la vida.

 

La maldición llega hasta nuestros días. En 1970, el conde Giordano delle Lanze fue asesinado por su amante Raoul, un joven marinero servicio de 18 años. En esas fechas, la maldición de Ca´ Darío ya era del dominio público, pero eso no evitó que el magnate del grupo The Who, la comprara. Poco después, en una visita que hizo a su madre se cayó por las escaleras muriendo en el acto. Le siguió un hombre de negocios italiano, Fabrizio Ferrari, quien al poco de comprar la casa se estrelló con el coche y murió. Muy sobrecogedora fue la noticia del tenor Mario del Mónaco. que cuando se dirigía para cerrar el trato para comprar la casa, sufrió un terrible accidente que estuvo a punto de costarle la vida. Como es de suponer no llegó a comprar la casa.

El palacio pasó así a manos de Raúl Giardini, quien se quitó la vida en 1993, un día antes de ir a declarar pues su grupo empresarial estaba en banca rota. Ca´ Darío estuvo muchos años abandonada, hasta que ha sido adquirida por el millonario americano pero...de momento hay un expectante silencio. ¿Volverá la casa a mostrar la maldición que le acompaña?

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: