La malaria o paludismo medio millón…

La malaria o paludismo aún se cobra casi medio millón de muertes anuales, la mayoría en el África subsahariana.

15 datos sobre la malaria

En 1902, el médico militar Ronald Ross obtenía el Premio Nobel de Fisiología y Medicina por demostrar que el parásito de la malaria se transmite a través de la picadura de un mosquito. El problema de la transmisión del paludismo estaba resuelto, y su descubrimiento abrió el camino para buscar métodos de prevención y tratamiento eficaces contra esta devastadora enfermedad.

Hoy en día, la malaria está erradicada de los países desarrollados, pero más de la mitad de la población mundial aún se encuentra en riesgo de contraer esta enfermedad, que hace estragos especialmente en el África subsahariana. Un hecho que llama la atención, pues hablamos de una infección que, como recuerda la Organización Mundial de la Salud (OMS), se puede prevenir y tratar.

En 2018, el Día Mundial del Paludismo tiene como lema “Preparados para vencer al paludismo”, un mensaje que nos recuerda que la lucha global contra esta enfermedad se ha estancado. La OMS recuerda que el ritmo de avance no es suficiente para lograr los objetivos de la Estrategia Mundial contra la Malaria 2016-2030: reducir en un 40% tanto los casos como la mortalidad causada por esta enfermedad.

1. El causante de la malaria

La malaria es una enfermedad causada por parásitos del género Plasmodium. De ellas, las más mortíferas son Plasmodium falciparum y P. vivax.

malaria

2. Transmisión del paludismo

¿Cómo llega el parásito a infectar a un humano? Como tantos otros organismos, Plasmodium tiene dos tipos de reproducción a lo largo de su ciclo de vida. La reproducción sexual ocurre en hembras de mosquito Anopheles, que son las que, mediante su picadura, infectan al ser humano u otro animal. En estos últimos tiene lugar la reproducción asexual del parásito.

De todas las especies de mosquito Anopheles que existen, aproximadamente 30 son vectores de la malaria. Por eso, en muchas regiones se dan picos de transmisión de malaria que coindicen con las estaciones de lluvia.

3. La inmunidad, un factor clave en la transmisión

En zonas con gran intensidad de transmisión, muchos adultos están expuestos al parásito durante años y acaban por desarrollar inmunidad. Por eso, en las regiones en las que Plasmodium es más abundante, como el continente africano, la malaria golpea con más intensidad a los niños.

4. Síntomas de la malaria

Uno de los problemas del paludismo es que sus síntomas iniciales son muy generales: fiebres muy altas, dolores de cabeza y escalofríos.

5. Los niños, los más afectados

En las zonas con altas tasas de transmisión, donde muchos adultos han desarrollado inmunidad, los niños están especialmente expuestos a ser infectados, y en ellos se pueden presentar otros síntomas como la anemia o la incapacidad respiratoria.

Los niños menores de cinco años son muy sensibles al paludismo: se calcula que esta enfermedad se cobra la vida de un niño cada dos minutos.

6. El paludismo en números

El último informe de la Organización Mundial de la Salud sobre el estado de la malaria a nivel mundial data de 2016. Ese año se contabilizaron 216 millones de casos en 91 países. Pese a ser una enfermedad prevenible y tratable, en 2016 la malaria resultó mortal en 445.000 personas. El 91% de las muertes se dieron, de nuevo, en África subsahariana.

mosquito

7. Países en riesgo

Según la OMS, casi la mitad de la población mundial está en riesgo de contraer malaria, ya que esta enfermedad se ceba, como ya hemos dicho, en el África subsahariana y en otras zonas muy pobladas como Asia Sudoriental, Mediterráneo Oriental, Pacífico Oriental y las Américas (regiones de la OMS).

8. Riesgo en embarazadas

Las embarazadas son otro grupo muy vulnerable, ya que tienen mayor riesgo de morir por complicaciones derivadas de la enfermedad. La infección por Plasmodium origina además otras complicaciones: partos prematuros, muerte prenatal, anemia materna grave, abortos, etc.

Para evitar estas complicaciones, en las zonas con alta tasa de transmisión de malaria se recomienda administrar profilaxis en los controles prenatales.

9. Tratamiento del paludismo

Para las infecciones por P. falciparum, la OMS recomienda los tratamientos combinados basados en artemisina, el fármaco más eficaz que se conoce hasta la fecha. Para las infecciones causadas por P. vivax se recomienda la cloroquina, salvo en zonas en las que se haya detectado resistencia a este compuesto, en cuyo caso se emplea un tratamiento combinado basado en artemisinina.

10. Acceso al tratamiento

Afortunadamente, cada vez hay más población con acceso a los tratamientos contra el paludismo.

11. Resistencia a la artemisinina

Un dato preocupante es que se están detectando casos de resistencia a la artemisinina en cinco países asiáticos: Camboya, República Democrática Popular Lao, Tailandia, Myanmar y Vietnam.

12. La prevención es clave

Una medida muy efectiva para proteger a la población en las regiones con alta prevalencia de malaria es el uso de mosquiteros tratados con insecticidas. Otra de las medidas de prevención contra la malaria es el rociamiento residual preliminar, que consiste en tratar con insecticida las paredes interiores de la vivienda.

13. Hacia la eliminación del paludismo

En el año 2016 la OMS certificó dos nuevos países como libres de malaria: Kirguistán y Sri Lanka. Además, 44 países registraron menos de 10.000 casos de la enfermedad.

Los países E-2020 son aquellos con potencial para eliminar la malaria en el año 2020, y se está trabajando con sus gobiernos para acelerar la erradicación de la enfermedad.

14. Obstáculos para la eliminación de la malaria

La OMS identifica cinco factores que desafían el reto de erradicar el paludismo:

Falta de financiación internacional

Conflictos bélicos en zonas endémicas de paludismo

Aparición de patrones climáticos anómalos

Resistencia de los parásitos a los tratamientos

Resistencia de los mosquitos a los insecticidas

15. Vacuna contra la malaria

Cada vez estamos más cerca de un programa de vacunación mundial contra el paludismo. La vacuna se llama Mosquirix™ y proporciona una protección parcial contra la enfermedad en niños pequeños.

Fuente Historia/Victoria González/muyinteresante.es/

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: