LA MAGIA DEL MAR. 

       Es increíble como pueden afectarnos de forma positiva los ENTORNOS. La amplitud y oxigeno de lo campos abiertos, La majestuosidad de las montañas, El enigma de los desiertos, El vértigo de las selvas, El misterio de los bosques. Pero sin duda, hay uno que se lleva la palma de oro en cuanto a aportarnos emociones; EL MAR.

Ya de muy pequeño cuando me llevaban a la playa no podía quitarle la mirada de encima. Era como acercarme a una gran verdad. Recuerdo como me quedaba con la vista clavada en el horizonte pensando hasta que punto se puede uno enamorar del  MAR. Cuando venían las olas pensaba que eran los pensamientos de este que al llegar hasta la orilla querían decirme algo. Solo unos segundos ante el bastaban para que todo a mi alrededor desapareciera. Los segundos se paraban, dejaban de correr para echar un vistazo conmigo y relajarse. Había algo sincero y enorme en el que me cautivaba por completo. Al oír su voz se me mojaba el alma por dentro y me sentía como un coral, algo sirenio y marino nadaba muy dentro de mi. 

Pero como no podía ser de otra forma no me bastaba con mirar y escucharlo, solo con acercarme su encanto me llamaba a gritos. Me pedía que me metiera en el agua como si al estar en tierra estuviera viviendo en el sitio equivocado. Y ahí reside el momento crucial. Cuando me metía en sus aguas se producía el FENÓMENO. Pero como no iva a ser (meternos al mar) algo tan especial. Como no iva a ser así si al meternos en el estamos cruzando la linea que divide el mundo en dos. Un planeta dos superficies. Era inevitable al pasar de una a la otra sentir una vez mas... LA MAGIA DEL MAR.

 

La magia del mar relato

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: