cambio

¿Es magia lo inesperado?

Desde hace algún tiempo he venido pensando en esta cuestión que, paso a exponerles de inmediato. Se da el caso y, no pocas veces a lo largo de la jornada de vida que transitamos, que nuestros deseos se cumplen cuando ya hemos renunciado a ellos. Tantas veces hemos renunciado a la expectativa de conseguir algo, un sueño, un deseo, y de repente inexplicablemente se cumple u ocurre.

Coincidencialmente rara veces nos encontramos dispuestos a transigir con lo inesperado, tanto que; cuando se presenta nos causa sorpresa generándonos intranquilidad e inclusive hasta frustración. Sin embargo si somos capaces de aceptarlo con un criterio amplio y capacidad de adaptación al cambio que se expresa, de seguro podremos incorporarlo y así formará parte de nuestra ruta al éxito y la felicidad.´

La salida es la falta de interés, alejamiento, tener la capacidad de desprenderse de la idea, de lo que esperábamos y, asumir lo que sucede, lo que recibimos, lo que se materializa, destacando lo positivo que viene con ello. Mientras más nos agarramos o nos negamos a transigir con los cambios, más los resentimos. Nadie puede negar que todo esté en un proceso constante de cambio, renovación y transformación, es necesario aprender a asumirlo, sobre todo si se nos presenta de forma repentina.

La experiencia nos ilustra sobre la carga de estrés, ansiedad… que podemos experimentar y, de ser contrarias a las expectativas que tenemos creadas, no pudiendo darle cumplimiento; por descarte nos vamos a llenar de pesimismo y frustración, perdiendo la capacidad de aceptar lo acontecido de forma clara y positiva.

lo inesperado

Objetividad

Lo que no podemos es perder la objetividad, la capacidad del disfrute de la vida en grado superlativo (máxima capacidad), aunque esta no se presente como lo esperábamos. Los individuos pesimistas y rígidos son proclives a quedarse en el mismo estado. A ellos les cuesta amoldarse a los cambios, les gusta mantener el control de las situaciones, son poco tolerantes y, con discapacidad para lidiar con las diferencias y el disentimiento con los demás individuos, causándoles esto frustración.

Aceptación significa que condonamos toda expectativa y resistencia a que la situación sea diferente y en ese sentido podemos recoger la totalidad de esa energía que hemos dilapidado para recobrar la serenidad y el sosiego mental, que nos dé la oportunidad de reconocer y buscar el camino correcto para asumirlo y estar preparados para darle el cambio justo cuando el momento sea el más adecuado.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: