madurez

¿ES LA MADUREZ UNA UTOPÍA?

MADUREZ O UTOPÍA

LA MADUREZ Y LA UTOPÍA son dos conceptos con un significado definido. Y, sin embargo, es muy genérica y cada individuo le añadiría una serie de matices muy diversos. LA MADUREZ nada tiene que ver con la edad de la persona. Se puede llegar a tener cincuenta años y ser aún bastante infantil, mientras que algunas con diecisiete ya pueden estar un tanto más maduras que una persona mayor. La madurez depende en términos generales de la educación que hayamos recibido y de las experiencias que nos hayan tocado vivir. Influyen diversas circunstancias de la vida, así como hechos reales ocurridos.

En cambio, la UTOPÍA no es de este mundo. Suele basarse en unos ideales, por tanto, opuesto a nuestras experiencias. Cada persona, aparte de la vida que tiene, posee un concepto imaginario cómo quisiera que fuera la vida. Y este concepto difiere a menudo de la realidad. Por ejemplo, el deseo de un mundo mejor, paz entre los pueblos y las naciones, de erradicar las enfermedades, de acabar con la pobreza… La utopía, el deseo de un cambio hacia algo mejor, difícil de alcanzar. Pero, ¿por qué será tan difícil de alcanzar?

Algunos DESEOS son, por ahora, imposibles de alcanzar. Así es el caso de erradicar la muerte, hecho que no depende del ser humano o, al menos, no dispone del poder necesario para erradicarla. No obstante, hay otros deseos que tal vez sí podrían alcanzarse, si el ser humano dispusiera de suficiente madurez. A partir de aquí, muchos lectores tendrán su propia opinión que, lo más probable, será completamente diferente a la aquí expuesta.

Se podría reducir las enfermedades en un gran número, con excepción de las genéticas, aunque incluso éstas se podrían reducir si aumentamos el control de la genética humana. Las infecciosas y las víricas se pueden reducir, si cambiamos nuestros hábitos saludables e higiénicos. Sin embargo, hay muchos intereses de por medio que no permitirán tal reducción. Esto se debe a la avaricia, el interés por comercializar fármacos que cubran las necesidades sanitarias. En el caso de las guerras, si todas las personas alcanzáramos cierto grado de madurez, podríamos reducir las guerras y las riñas. Y no obstante, no interesa a nadie evitar las guerras, porque también aquí hay intereses de por medio: la venta de armas y otros beneficios de los que algunas personas no quieren prescindir. Prefieren matar a poblaciones enteras destruyendo hogares y familias, causando hambre, enfermedades y otras necesidades.

Tal vez habrá quien diga lo contrario, que se puede alcanzar la madurez y sostener los intereses y la avaricia. No obstante, una persona que realmente haya alcanzado la madurez, es capaz de evitar las disputas y resolver los problemas que surjan a lo largo de su vida. No es necesario usar las armas para quitar los problemas de en medio.

Las cualidades como el egoísmo, la avaricia y otros intereses personales y económicos simplemente impiden a las personas avanzar hacia la madurez. Y, mientras eso suceda, la madurez seguirá siendo una utopía.

madurez

madurez

madurez

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: