El machismo en la vida cotidiana, ya no es un grave problema, como lo fue hace muchos años. El machismo sigue siendo un problema en la sociedad, ya que muchos hombres aún no entienden que las MUJERES también tienen derecho a trabajar y así ayudar a mantener a su familia. Sienten que por ser hombres ellos deben ser el sustento de la familia, cuando la época en que solo los hombres salían a trabajar y las mujeres se quedaban en la casa ya pasó.

Si bien es cierto, muchas veces las mujeres contribuimos a que el machismo en la vida cotidiana no desaparezca, ya que somos nosotras las que muchas veces pensamos que por ser mujeres, no debemos hacer ciertos trabajos, ya que para eso se necesita "fuerza" y no hay nadie mas fuerte que un hombre. Pienso que poco a poco podemos ir cambiando este paradigma, y darnos cuenta que nosotras somos más capaces y "fuertes" que los hombres y no necesitamos ayuda de ellos en ciertas cosas.

Nos hemos acostumbrado a pensar que el machismo en la vida cotidiana, es normal y que para las mujeres sean una gran madre, deben quedarse en la casa y criar a sus hijos, cuando no necesariamente es así. Hay muchas mujeres que trabajan 8 horas al día, a veces inclusive más y son excelentes madres, lo que quiere decir que no es necesario quedarse en la casa, para ser una gran madre. Actualmente, los padres tienden a involucrarse más en la crianza de sus hijos y eso ya es una ayuda para las mujeres.

No es que yo sea feminista, pero no me parece justo que los hombres sean los únicos que provean a la familia. Las mujeres somos mucho más que amas de casa. Somos mamás, esposas, hijas, trabajadoras y no es justo que los hombres nos menosprecien. Claro está que ser ama de casa también es un trabajo muy duro y sacrificado. Lo que quiero decir es que las mujeres valemos mucho y que es tiempo de que nosotras nos valoremos, para que los demás noten nuestros valores.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: