El machismo

En la actualidad el machismo ha sido superado por un amplio sector de la sociedad. Pero todavía queda mucho que avanzar en este terreno, ya que aún quedan mentes que consideran que la mujer  debe  estar sometida al hombre. 

Poco a poco se ha ido avanzando en la eliminación de los prejuicios sociales. Y desde hace cincuenta años hasta ahora uno de los que más se ha eliminado ha sido el machismo, atrás han quedado pensamientos tan trasnochados como que la mujer debe quedarse en casa.

Esto no quita que todavía queden mentes atrapadas en el pasado que piensan que la mujer es un objeto al que pueden manejar a su antojo, y que se la puede manipular con facilidad. Tratan de dominar y establecer una sola norma, soy superior a ti, el aspecto negativo es que muchas mujeres por ignorancia, miedo o amor terminan cediendo a esa imposición. 

Para corregir ese error, las mujeres deben darse a valer a sí mismas y dejar claro que ellas también tienen derechos, y por supuesto algo que nunca deben permitir es que alguien las maltrate o las someta, es un grave abuso que no se puede consentir. 

La mujer es libre, no tiene que pedir permiso

En una relación de pareja los dos deben tener su vida privada y su espacio para realizar sus actividades de forma separada, esto no quiere decir que no tengan que estar al tanto de lo que va a hacer cada uno y que deban comunicarse para evitar los problemas. Lo que la mujer no debe hacer es esperar la aprobación de la pareja para ir a cenar con sus amigas, ya que no debe depender de lo que diga él para realizar una actividad fuera de la pareja. 

En una relación de pareja las reglas las ponen los dos

No conviene que la mujer caiga en el error de permitir que las decisiones solo las tome el hombre. Hay que intentar ser equitativos y en determinadas ocasiones la mujer debe imponer su voluntad, para que el hombre sea consciente de que ella también tiene deseos y que como es lógico no tiene por qué estar de acuerdo con todo lo que quiera hacer el hombre. 

Los dos deben repartirse las tareas del  hogar

Si es necesario hay que ponerse duras y establecer con el hombre una división de las tareas del hogar. Si él se negara, es la mujer la que decide dejar de hacer algo, por ejemplo dejar de cocinar, de este modo tendrá que darse cuenta de que la mujer no tiene que cargar con todas las labores del hogar. 

El hombre debe entender que no es no

El hombre comete en demasiadas ocasiones el error de pensar que solo por ser hombre, hay que complacerle siempre que él quiera o siempre que le de la gana. 

La intimidad de la pareja es cuestión de dos, por lo que es conveniente que ambos estén de acuerdo, ya que la mujer no está obligada a hacer algo que no tiene deseos de hacer. Los dos deben disfrutar de los momentos de placer y es algo que deben hablarlo, ya que si es un hombre que solo busca su propia satisfacción, es aconsejable hacerle salir de su error y que se de cuenta de que la relación es cuestión de dos y no de uno solo. 

 


 


 

El machismo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: