Aunque disimulen y por mucho que se niegue, el machismo aparece de vez en cuando y hace su presencia para demostrar que anda semi oculto en el género masculino, sobre todo en el ámbito de las ideologías de derechas o extrema derecha española, aunque en otras formaciones políticas también apunta algunas veces. Y es que es muy difícil erradicar algo que ha permanecido durante siglos en la sociedad, haciendo y deshaciendo leyes a su favor y a su antojo. Parece ser como si algunos lo llevaran impreso en los genes y de vez en cuando rebrota y meten la pata hasta la ingle, propiciando su propia ruína al fallarles el subconsciente.

fotografia

Una frase que quiso ser graciosa, pronunciada sin meditarla, ha llevado a un funcionario español a tener que dimitir de su cargo. "Las leyes son como las mujeres, están para violarlas". esta frase pronunciada por el presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, José Manuel Castelao, nombrado por el PP hacia solo cuatro días, ha provocado una enorme polémica en todo el país con la rápida presentación de la dimisión. Seguramente le han dicho, "vete antes de que te echen".

fotografia

Las reacciones de la oposición y demás partidos, no se hicieron esperar pidiendo que el Gobierno de Mariano Rajoy pidiera perdón por las palabras desafortunadas de este personaje. La frase trae otra vez a la memoria aquella pronunciada por el alcalde de Valladolid Fernándo Javier León de la Riva sobre lo que le inspiraba "los morrítos de Leire Pajín". En aquella ocasión pese a las peticiones de dimisión por diversos colectivos y partidos, no dimitió de su cargo.

fotografia

José Manuel Bregaña, nació en Valga (Pontevedra) hace 71 años, lo que hace suponer que ya no está para muchos trotes con las féminas. Tras emigrar a la Argentina con solo 14 años, trabajó como muchos españoles de la época que emigraron , en todo tipo de empleos y al término de sus estudios abrió un bufete de abogados. Desde Argentina se relacionó mucho con su paisano Manuel Fraga y ciertos sectores del PP. Ya en 1998 fue cuando ocupó el cargo gracias a Javier Arenas, cargo que ahora había recuperado y del que ha tenido que dimitir. En 2005, gracias a su amistad con Fraga, formó parte de la candidatura popular de la presidencia de la Xunta y logró un escaño en el Parlamento Gallego a pesar de la derrota de su partido.

fotografoa

Ahora se ha producido el último giro en su carrera política, cuando de vuelta al cargo que le lanzó a la primera línea, se le va la lengua y pronuncia la frase maldita, "las leyes son como las mujeres, están para violarlas".  Lo que pudo ser una vejez dorada para este político de largo recorrido, ha terminado como el rosario de la aurora. Tal vez en las tardes tranquilas de su pueblo, jugando una partida de dominó con los ancianos del lugar, se ponga a meditar sus palabras y empiece a reconocer que las mujeres están para algo más que para ser violadas.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: