Kolmanskop

Puntos de referencia de un pasado olvidado, surcan el planeta como recuerdo latente de algo que sucedió, un momento de la historia que se prefiere esconder. Repartidos por la geografía, son lugares que permanecen ocultos, lejanos, corrompidos por los años a merced de una época que ya no evocan. Comúnmente son paisajes inhóspitos, que provocan desconfianza e incluso miedo, lejos de la añoranza o el destino que causó su desdicha que bien podría ser testigo de un futuro que insiste.

Oradour-sur-Glan fue escenario de una masacre sin precedentes durante la Segunda Guerra Mundial. Tropas nazis llevaron a cabo el exterminio de la mayor parte de los habitantes del pueblo, por esa razón permanece intacto, inmutable al paso del tiempo. Este ataque mató a más de 600 personas, y en 1944de Gaulledecidió que este emplazamiento serviría para recordar la historia y condenarla, hecho que propició que el lugar quedara retratado como un lugar como alusión de una ocupación que la mayoría prefieren olvidar. Sus calles son visitadas año a año por turistas que enmudecen a la vista de un espacio que fue testigo de una cruel batalla que -según los vecinos de la zona- todavía se revive en el sonido lejano de algún gemido atroz.

En Kolmanskop, Namibia, muchos alemanes que trabajaban en la minería se vieron atraídos por el éxito comercial de la zona y la búsqueda de riqueza. Con todo resultó que el valor del producto de las extracciones (en su mayoría diamantes) disminuyó dando lugar como resultado una ciudad alemana dentro del mismo desierto. A día de hoy la arena invade sus calles y sus casas en un pintoresco resumen de lo que en su momento causó la fiebre de la fortuna.

Humberstone, en Chile, es sinónimo de decadencia. Antes de la dictara de Augusto Pinochet esta zona fue de trabajo al procesar grandes cantidades de nitrato de potasio. Al hacerse inviable su uso, se destinó como campo de concentración, algo que hizo disminuir considerablemente el crecimiento demográfico hasta reducirlo a un paraje yermo carente de vida.

Port Arthur, en Tasmania (Australia) fue durante décadas prototipo de emplazamiento para los presos del país, lugar elegido para recluir a los más peligrosos condenados. Los visitantes creen oír el tañido monótono y temprano de una campana de iglesia, a la vez que refieren haber experimentado visiones nocturnas ciertamente sospechosas.

Uno de los sitios popularmente más conocidos y espectrales en EEUU lo podemos visitar si acudimos a Bodie (California). Todo permanece impasible y ajeno al paso del tiempo. Las casas mantienen su arquitectura pintoresca de principios de siglo, y el polvo invade cada rincón del pueblo. Se dice que los que visitan el lugar son alertados ya que los espíritus de los caídos rondan las colinas impidiendo que los curiosos sustraigan cualquier objeto sin permiso.

Hacia mitad de siglo el auge de la caza de ballenas llegó a tal punto que su población se vio reducida a unos niveles catastróficos para la fauna marina, y es por ello que el emplazamiento de Grytviken (Georgia del Sur) fue abandonado en 1966, a causa de la baja rentabilidad que los cazadores conseguían. El pavoroso escenario que se muestra ante los ojos del visitante son un puñado de barcos fantasmales y construcciones ruinosas. Además, el horizonte descubre un entorno nevado que incrementa la sensación de fobia.

Oradour-sur-Glan

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: