fotografia

fotografia

Bosque autóctono costero de los pocos que quedan en Europa, son más de 9.000 hectáreas de monte que caen hacia el río Eume y lo siguen hasta que llega el mar. El parque natural de Fragas do Eume es un regalo de la naturaleza que han conservado los gallegos y que enriquece aún más las muchas maravillas que Galicia encierra. Una manera de disfrutar de este parque es recorrerlo a pie para descubrir las muchas especies vegetales que alberga como son los chopos, alisos, fresnos, helechos, etc, y las muchas fuentes, ríos y cascadas.

fotografia

fotografia

En el mismo corazón de este bosque se encuentra el monasterio de Caaveiro, una antigua edificación con más de 10 siglos de historia. Ha sido el río Eume con sus 100 kilómetros de recorrido el que ha diseñado un profundo cañon que en algunos puntos tiene más de 300 metros de desnivel alimentando a su vez la tupida vegetación de este bosque atlántico. "Fragas" significa bosque con árboles de diferentes variedades.

fotografia

fotografia

Además de las muchas especies de árboles también crecen árboles frutales silvestres como son los madroños, moras, acebos, etc. En las partes más húmedas y sombrías crecen líquenes, musgos y helechos que son reliquias de la Era Terciaria. Hay que mencionar también la gran cantidad de mamíferos aves y peces que son endémicas de Galicia cono es la rana ibérica entre otras muchas especies autóctonas de las tierras gallegas.

fotografia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: