Monte Petrin

La ciudad de Praga, capital de la República Checa, tiene una serie de lugares interesantes y dignos de una visita turística. Entre ellos se pueden mencionar por ejemplo el Monte Petřín, el Hradčany, el Museo Nacional, el Teatro Nacional, Sinagogas y cementerios judíos.

Monte de Petřín

El monte de Petřín se sitúa en la ciudad de Praga, capital de la República Checa. Antiguamente un viñedo, es hoy en día un parque famoso del lugar y uno de los sitios favoritos de los visitantes. La entrada al parque es gratuita.

Durante el verano, a los checos les gusta pasar su tiempo libre en los parques para pasear, hacer picnic y disfrutar de la lectura de un libro.

El monte tiene una altura de unos 138 metros y es un parque bien cuidado, con una serie de plantas y un pequeño bosque. En su cima se encuentra la Torre de Petřín, de una altura de unos 60 metros y construido en el año 1891, unos dos años después de la Torre Eiffel. De hecho, guarda cierta semejanza con la famosa torre de París en Francia.

Se puede acceder a la cima por dos formas: o bien caminando, o bien con un trencito (a cambio de un precio moderado) que sube en intervalos de unos quince minutos aproximadamente. Este trencito se agarra desde la úlice (calle en checo) Újezd. Los fines de semana es cuando el parque más se llena, porque no sólo es visitado por los turistas, sino por los mismos habitantes de la ciudad, que acuden a este parque para relajar y distraerse.

Desde la Torre de Petřín, el visitante obtiene una preciosa vista sobre la ciudad de Praga y el río Moldavia. A escasos metros de la torre se encuentra un laberinto de espejos. Su visita vale la pena para conocer los efectos de los distintos espejos cóncavos, convexos... es una atracción para grandes y pequeños.

El parque cuenta también con un restaurante y zonas de descanso.

Recomiendo visitar este lugar en una visita vacacional o turística a Praga.

parque

acceso

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: