tragaperras

Ludopatía vicio o adicción

La ludopatía es un impulso incontrolable de jugar a juegos de casino aún teniendo conciencia de sus consecuencias y del deseo de detenerse. Se caracteriza por una pérdida de control y una actitud de dependencia con relación al juego. Por ello la American Psychological Association, no la considera una adicción. El juego patológico se clasifica como trastorno de control de los impulsos que también incluyen la cleptomanía (propensión morbosa al hurto), piromanía (tendencia patológica a provocar incendios), y tricotilomanía (es la necesidad de tirar de tu pelo desde el cuero, cejas y otras partes de tu cuerpo), entre lo que estaría implicada la impulsividad.

Trastorno de la personalidad

La ludopatía viene a ser en esencia un trastorno de la personalidad, que entre sus característica fundamental presenta la existencia de una dificultad para controlar los impulsos y esto tiende en algún sentido a manifestarse en practicar de manera compulsiva uno o más juegos de azar. En casos extremos puede llegar a afectar la vida diaria de la persona que sufre o que está afectada por esta adicción, tanto en la vida de familia, alimentación e incluso el sexo pasaría a ser algo secundario. Es por esto que la ludopatía no debe confundirse con un vicio, pues en estos casos nos encontramos ante una grave enfermedad crónica, una adicción.

jugador

Tenemos el ejemplo de España; en este país está afectada entre el 2 o 3 por ciento de la población y se da masivamente hacia las máquinas traga níquel (tragaperras). Entre los jugadores patológicos proliferan los trastornos de estados de ánimo como; la depresión, baja auto-estima, inadaptación, falta de roce social, o de pareja y otras adicciones como el de las bebidas alcohólicas. En algunos estudios se evidencia que un 94% de los jugadores patológicos tenían una sintomatología depresiva y, una depresión del 76%.

También en los trastornos de la personalidad asociados, se dan, sobre todo comportamiento antisocial y el límite. Estos pacientes como en otras adicciones son propensos a la negación de la enfermedad, la mentira y el autoengaño. Es conveniente hablar con la familia para asumir la terapia y darles orientación, especialmente de cómo evitar las recaídas. Por este motivo también es necesario el seguimiento de por lo menos, uno o dos años, tras la recuperación.

Evaluación

Existen una variedad de tratamientos para el juego patológico; entre ellos se incluye el consejo, grupos de autoayuda y, la medicación psiquiátrica. Sin embargo estos tratamientos no se consideran muy eficaces y, todavía no se ha aprobado ninguna medicación por parte de la FDA (Food and Drug Administration), (Agencia de Alimentos y Medicamentos o Agencia de Drogas y Alimentos)

Jugadores anónimos es un tratamiento comúnmente utilizado para la ludopatía. Modelado con base en el tratamiento de Alcohólicos Anónimos, utiliza un modelo en 12 pasos que hace hincapié en un enfoque de ayuda mutua.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: