El Real Madrid se empeña en dejarnos sin guías espirituales en nuestras queridas secciones cortando primero a Raúl González en el fútbol y ahora a Louis Bullock en la sección de basket. Si la marcha de Raúl ya fue denigrante por parte del club, la de Bullock le anda muy a la zaga mostrando que nuestro club pierde valores a marchas forzadas dando volantazos de timón que nos hacen temblar y perder el rumbo.

No sé e ignoro si quiero saberlo, pero desearía saber de dónde están saliendo estas brillantes ideas de prescindir de estos estandartes (que sólo salen una vez) a estas edades tirando por tierra el trabajo y el esfuerzo que han hecho por nosotros en todos estos años. Hoy, después de 6 años de cursos magistrales, Louis Bullock ha anunciado que se marcha del Real Madrid. Si en el caso de Raúl se quedan dentro personajes como Benzema, aquí el asunto aún es peor. El club ha contratado a Clay Tucker, un temporero norteamericano de los que se tiran hasta las zapatillas, para “mejorar” lo expuesto por Louis Bullock. Tucker, mejor triplista la temporada pasada en la ACB, es un jugador de 30 años (cerca de Bullock) que no va a aportar ni la experiencia ni el manejo de Louis ni mucho menos lo que siempre ha vendido y patrocinado Messina. Pero insisto, no sé, en este caso venderá lo de haber sido mejor triplista. No entiendo de marketing. Pero el caso es que me da igual, como si hubiese venido Kobe Bryant. Louis Herbert Bullock es el “extranjero” (entre comillas puesto que Louis es un español más) con más partidos jugados en la ACB, nos ha hecho amar aún más el baloncesto, nos hizo vibrar y se dejó el alma en cada minuto que estuvo en pista. Louis Bullock es el Real Madrid.

Se formó en la Universidad de Michigan para dar el salto a Europa disputando la Lega Italiana con dos equipos: el Muller Verona primero y el Adecco después. Más tarde, el Unicaja de Málaga lo trajo a España dónde el Real Madrid lo captó en 2004 para darnos lo que es Louis: calidad, vigor, dinamismo, versatilidad, esfuerzo, profesionalidad, carácter, talante y ciento un mil cosas más que no puedo ni sé explicar con palabras.

Louis, allá donde vayas te deseamos lo mejor. Nosotros, desde nuestra humilde posición, te llevaremos dentro por siempre siendo incapaces de olvidar lo que has hecho por nosotros. Te recordaremos por tu juego, sí, pero también por tu eterna sonrisa y por tu afable forma de ser. Gente como tú es la que queremos para dar ejemplo a una sociedad que pierde el paso a marchas forzadas, eres ejemplo para nuestros hijos. Esperamos poder verte pronto por aquí, ya te echamos de menos…

Sé feliz. Nosotros lo seremos recordándote.

Gracias. 

Un joven Louis Bullock ya despuntaba en Michigan con guarismos realmente interesantes.

Una imagen de su paso por Milán.

En Málaga recuerdan a Louis con mucho cariño.

 

El washingtoniano siempre se ha mostrado muy afin a la causa blanca. Aquí posa con una camiseta retro del Real Madrid.

Imagen del Real, en esta foto con el jugador de los Utah Jazz Deron Williams.

Bullock carga rápido la muñeca y tira ante la presencia de Elmer Bennett. Otro grande que jugó en el Real Madrid.


El compañerismo es otro fuerte del norteamericano. Felipe Reyes lo sabía.

Hasta siempre, Louis.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: