Este archipiélago venezolano reporta más del 90% de las especies de coral presentes en el Mar Caribe y es una importante fuente de larvas de coral para el resto de ecosistemas marinos del entorno, Los Roques – Venezuela dos mundos un Paraíso.

Ya desde el aire, las pequeñas islas que conforman el archipiélago venezolano de Los Roques, nos muestran un sabroso aperitivo: blancas playas de arena fina bañadas por un agua cristalina de infinitas escalas de azules y verdes que no pueden ocultar el esplendor de sus barreras coralinas.

Cayo de Agua, los Roques, Venezuela

Los Roques es un vergel que surge en pleno Caribe, a algo más de 150 kilómetros de la costa norte de Venezuela, que comparte exotismo con otros destinos de ensueño de la zona como Aruba, Curacao y Bonaire. 42 islotes y 200 cayos conforman este paraíso natural bañado por cálidas aguas oceánicas que oscilan entre 25 y 30 ºC. Su situación geográfica y sus extraordinarias condiciones ambientales, hacen de este lugar un verdadero edén para los submarinistas, donde cientos de especies de peces tropicales, corales, crustáceos y esponjas conviven en esta especie de laboratorio natural.

Los azules intensos del cielo, el exuberante sol y las cálidas y limpias aguas son, a primera vista, los grandes intérpretes de la sinfonía diaria del archipiélago, aunque, indiscutiblemente, la protagonista principal es la naturaleza, preservada dentro de un área especial de protección denominada Parque Nacional Los Roques, de más de 200.000 hectáreas de extensión.

La riqueza de especies en las aguas del archipiélago los Roques es impresionante. En el Parque existen dos barreras de arrecifes y 57 cayos coralinos que poseen un enorme valor biológico, ecológico, fisiográfico y escénico. La abundante y variada fauna marina que habita estas aguas constituye, sin duda, el recurso natural más rico e importante del todo el archipiélago.

Uno de los beneficios que ofrecen las aguas de Los Roques para los amantes del submarinismo es que al estar prohibida la pesca industrial, lo que se ofrece a los visitantes es un mar y una fauna virgen, completamente intacta. Algunas especies de peces como los navajones o cirujanos, las cachamas, isabelitas o peces ángel y mariposas tienen adaptaciones especiales a la vida del arrecife; los llamativos peces lábridos se dedican a limpiar a otros peces; los loros o pericos raspan con sus fuertes mandíbulas los pólipos de la superficie calcárea de los corales. Los pargos, rabirrubias, carites, meros y la langosta espinosa, entre otros, completan el reparto que se mueve sobre este extraordinario escenario natural.

Preservar el medioambiente

El archipiélago los Roques se debate en la actualidad por encontrar una fórmula eficaz que concilie su desarrollo económico con su condición de parque nacional. Bajo ciertas reglamentaciones, se sustenta en el tradicional aprovechamiento de sus recursos pesqueros y, gracias a las especiales condiciones medioambientales, a la creciente actividad turística. El buceo -junto a la pesca deportiva- es una de las actividades que requiere de permisos especiales expedidos por las autoridades del Parque Nacional Los Roques. En el caso específico del submarinismo, también se aplican algunas restricciones que buscan proteger y conservar el medioambiente. Por ejemplo, hay zonas delimitadas para esta actividad, los grupos de buceo no pueden superar las 12 personas, sólo se permiten tres grupos en la misma inmersión y cada punto de buceo puede ser visitado sólo cada cuatro días. Nombres tan exóticos como Piedra de La Guasa, Solapa de Rabusqui, Boca de Cote, Cayo Sal, Noronqui y Dos Mosquices señalan algunos de los más populares puntos de inmersión que ofrecen abundante vida pelágica como meros y pargos de gran tamaño, espesos cardúmenes de barracudas, morenas verdes y moteadas, tortugas, pulpos y langostas, entre otras especies. La visibilidad del agua varía entre 15 y 60 metros, dependiendo de la época del año, y la profundidad media que se registra en los puntos de buceo se sitúa entre los 6 y los 60 metros.

Dentro del Parque Nacional Los Roques existe una Zona de Uso Especial en la que se encuentra la Estación de Biología Marina Dos Mosquices, en donde se vienen desarrollando desde hace 30 años varios programas de investigación sobre el ecosistema marino de Los Roques. Uno de estos proyectos es la cría y repoblación de tortugas marinas y es posible visitar el criadero -ubicado en Dos Mosquices Sur- previa autorización del Instituto Nacional de Parques.

Las características ecológicas propias del archipiélago de Los Roques, la conservación y protección de sus arrecifes y sus estrictas regulaciones para el submarinismo, hacen de Los Roques un destino único en el mundo para el buceo deportivo.los roques Venezuela

Para mas información sobre los roques o programas de viaje puede contactar a www.ecochallenge.ws o escribirnos a info@ecochallenge.ws.

(Fuente: Vicente Morata Presidente Organización Eco Challenge, C.A. Tour Operador Aventura, Ecoturismo y Buceo en Venezuela. http://www.articulo.org/58/vicente)

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: