Nuestros cuerpos están compuestos por miles de millones de células. Estas células se componen de las moléculas, de los átomos y de los electrones, los cuales están cargados de electricidad positiva y negativa. Hay un equilibrio fino y, las células están intentando constantemente igualar el número de electrones que tengan para cada molécula. De vez en cuando, algo sale mal y una molécula tendrá una cantidad impar de electrones. Entonces intentará robar un electrón a una molécula estable para establecer el equilibrio, sin embargo, aunque lo haga, ahora se ha convertido en un Radical Libre y sus acciones son imprevisibles.

Los Radicales Libres tienden a atacar una molécula vecina que está estable para robar un electrón. Este robo, produce un nuevo Radical Libre, que entonces irá también a su vecino para robar un electrón y el proceso comenzará repetidas veces, iniciandose así lo que se conoce como una reacción en cadena. Una vez que este proceso ha comenzado, puede interrumpir la función normal de la célula entera, destruyendo además las células nuevas.

Este círculo vicioso de las moléculas de robar los electrones a partir de un Radical Libre al otro, impide que las células eliminen los desechos del organismo y efectúen el proceso de regeneración y reproducción de nuevas células, como tampoco establecer un intercambio de nutrientes. Cuando la cantidad de Radicales Libres es superior a la de los antioxidantes que son capaces de producir las células, aparece lo que se llama estrés oxidativo, que daña todas las estructuras de la célula. Con suma facilidad se generan en el organismo, las enfermedades degenerativas y  causantes del envejecimiento prematuro. Para conocer más de productos antioxidantes, visita el sitio web AcaiUltima

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: