La figura del rey es muy controvertida, por un lado es una figura diplomática que actúa de comodín tanto a nivel nacional como internacional, y por otro lado es un cargo arcaico que aún se mantiene pese a la zozobra política de los últimos siglos.

Sea como sea el rey y toda su familia se han plantado en el siglo XXI y siguen ocupando un trono y disfrutando de un nivel de vida bastante diferente a la de sus súbditos.

Según la revista Forbes y Eurobussines la fortuna real es de 1.790 millones de euros. Teniendo en cuenta que el sueldo del rey es de unos 6 millones al año uno se puede plantear bastantes preguntas.

rey.jpg

Por ejemplo, para su último yate Fortuna empresarios mallorquines sumaron una colecta, sugerida por el propio rey, de 2.600 millones de pesetas, según el periodista Matías Vallés, a lo que el Gobierno regional de Jaume Matas (PP) sumó 400 millones. Y así disfruta de sus veraneos, como cada año recogen las imágenes de la familia real en Mallorca. La mayoría compartidas con numerosos logos de conocidas empresas.

Se le acusa de cobrar comisiones ilegales, de estar involucrado en delitos financieros, del robo de obras de arte, y de escándalos políticos durante el mandato de Felipe González, pero resulta que nadie lo puede investigar. El artículo 56 de la Constitución establece que "la persona del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad".

Y si sólo fuera el rey…pero resulta que toda su familia se beneficia de un absurdo trono, mantenido por los españoles, que genera un tráfico de influencias digno del mismísimo Vito Corleone. Por mencionar a algunos de sus parientes:

El yerno del rey, Iñaki Urdangarín  es administrador consejero de Telefónica Internacional y Motorpress Ibérica, fue presidente del Instituo Nóos de Estudios Estratégicos hasta que tuvo que renunciar por la denuncia del PSOE tras un caso de corrupción con el gobierno balear de Jaume Matas, y ha ido recalando en diferentes empresas ligadas a la promoción de espectáculos.

La hermana del rey, Pilar de Borbón y Borbón duquesa de Badajoz figura como administradora de hasta nueve empresas y propietaria de varias empresas de lujo.

Y así se puede seguir una larga lista de familiares. Así pues el rey y toda su familia se benefician de una posición política que no tiene sentido ni cabida en un país democrático.

 

Fuente: Periódico Diagonal

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: