Los chinos avanzan a pasos agigantados tras su sueño de convertirse en potencia mundial de todas las industrias, mirando más a largo plazo y no dejándose empantanar por los efectos que en el corto plazo ha causado la crisis. Por primera vez en la historia, China recibe el encargo de una compañía estadounidense, la empresa Gecas, filial de General Electric, para fabricar cinco aeronaves con la posibilidad de comprarles 20 unidades más. Por otra parte, para el mercado chino interno ya hay un pedido de 181 aeronaves.

Pero esto no es todo, ya que China se embarcará en un desafío aún más grande, la fabricación de un superjumbo que compita directamente con la línea europea Airbus y la estadounidense Boeing, las cuales se reparten el mercado aeronáutico civil chino, mercado que además está en pleno crecimiento. La gran ventaja de los chinos, es su mano de obra barata, que les permitirá traspasar esos bajos costos a los clientes y por consecuencia, a los viajeros, ya que las compañías aéreas podrán recuperar su inversión mucho más rápido con éstos aviones.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: