La agencia de noticias alemana dpa-Basisdienst informa de que los adultos consumen cada vez más alimento para bebés. En el caso de uno de los mayores fabricantes de preparados infantiles de Alemania, el 10% de lo que produce lo compran familias sin niños. El pudín de leche y las papillas de frutas para bebés están entre los favoritos de gente de todas las edades y de toda esfera social. Muchos adultos que cuidan su peso prefieren esos alimentos como tentempié, pues una ración solo contiene 100 calorías. Los empresarios han respondido a esta tendencia recomendando sus productos para “chicos y grandes”, además de publicar recetas en las que están incluidos. Sin embargo, a la Sociedad Alemana de Nutrición no le agrada tal tendencia. Según su portavoz, Anette Braun, los adultos no necesitan alimentos de preparación especial, a menos que estén enfermos. Tienen que masticar la comida. “Después de todo —dice ella—, para eso tenemos dientes.”

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: