ciencia

LONGEVIDAD AHÍ AL ALCANCE DE LA MANO

 

La ciencia ya ha logrado modificar y crear vida abriendo la ventana a la posibilidad de regenerar o modificar órganos y hasta de crearlos.

Se abre una ventana a la longevidad

Como en la época de la notable doctora rumana Ana Aslan, científica reconocida por su contribución invaluable a la geriatría y gerontología, creadora de varios productos anti- envejecimiento, también ahora las promesas vienen del este.

La búsqueda

Desde su laboratorio en Moscú, el Dr. Vladimir Skoulatchev, anda en la búsqueda de las causas del proceso por el cual “nos volvemos menos lindos, menos firmes y menos ágiles”, según un informe del diario francés Le Fígaro sobre los últimos avances de la ciencia en la materia. El precitado doctor asegura haber puesto a punto un medicamento anti-edad que funciona y que podrá ser comercializado dentro de 5 años.

La noticia no ha tenido aún la relevancia que merece sobre todo por el escepticismo que gira en torno a este tipo de información en la comunidad científica mundial muy cuidadosa en eso de creer en medicamentos milagrosos. Pero, afirma Le Fígaro: Skoulatchev médico ruso, asegura que “neutraliza el envejecimiento de los tejidos en todos los estadios”. La empresa estatal de nanotecnología Rosnano, ha invertido 440 millones de euros en este desarrollo.

Una carrera concurrida

También hay que decir que los rusos no están solos en esta carrera. Miles de científicos en todo el orbe se encuentran explorando los caminos que llevan a la longevidad. Los recientes descubrimientos genéticos dan pie para pensar que la frontera de la vida que hoy conocemos dará irremediablemente un paso al frente.

El médico y biofísico francés Roland Moreau, autor del libro “La inmortalidad para mañana”, está persuadido de esta posibilidad: “Hoy sabemos que la máquina humana está programada (para) una longevidad media de alrededor de 120 años. Luego existe la posibilidad cierta al menos teórica de alcanzar esa edad y algunos incluso de superarla”.

Las proyecciones

De la proyección de las estadísticas actuales ya puede concluirse que la mitad de las niñas- la mujer sigue siendo más longeva que el hombre- que están naciendo actualmente en el mundo desarrollado llegarán a cumplir cien años. Y lo mismo sucederá con todos los nacidos después del 2027. Significando esto que varios de nuestros hijos y nietos llegarán a los 130 años.

Una vida más sana

La eliminación del tabaco, el menor consumo de azúcar y de grasa trans, junto con el ejercicio físico siguen siendo la clave de esta posibilidad abierta por la ciencia de luchar contra las enfermedades degenerativas. Abría que tener en cuenta que el envejecimiento no está solo determinado por ciertas enfermedades, sino también por una predisposición genética. “Investigadores alemanes están estudiando por ejemplo a 138 japoneses centenarios, cuenta Moreau. Al parecer su conjunto de genes, un poquito diferente, es el origen de esta posibilidad de alcanzar una edad avanzada”.

La ciencia al servicio de la humanidad

Este es solo un ejemplo de lo que la ciencia nos permitirá comprender, corregir o imitar.

Ya se ha logrado cultivar células de la piel, reconstruir huesos, regenerar tendones. Pronto será posible realizar estas reparaciones directamente a través de la inyección de células “especializadas” que se colocaran en el lugar correcto para colmar un déficit.

 

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: