¿Cómo iba a saber que uniendo un palito a un caramelo iba a tener tanto éxito? Fue el catalán Enric Bernat Fontlladosa quien tuvo la genial idea en 1958.

«Observé los caramelos que se hacían y me sorprendí al ver que no había ninguno pensado para los niños, cuando éstos son los grandes consumidores. No les cabian bien en la boca , se ensuciaban las manos y acababan con problemas con sus madres. Fue así como se me ocurrió lo del palo», afirmaba siempre que se le preguntaba cómo tuvo la idea.

Chupa Chups fue una de las primeras empresas españolas que se internacionalizó, contaba con dos plantas distribuidoras en Estados Unidos y Japón, después se instaló en la Unión Soviética. La entrada en el mercado ruso tuvo su recompensa: los astronautas rusos de la estación espacial MIR degustaron un chupachups que pidieron para sustituir al tabaco.

El primer logotipo de Chupa Chups consistía en una niña con el caramelo en la boca, pero el fundador de Chupa Chups, Enric Bernat, quiso buscar un modo de lanzar su negocio en todo el  mundo y para ello necesitaba un logo más universal que el utilizado hasta entonces. Así, viajó a Figueras, dónde Salvador Dalí en tan solo una hora le hizo un buen logotipo y alcanzó sus objetivos comerciales.

"Es redondo y dura mucho, Chupa Chups"


 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: