LO QUE DECIMOS

Cada palabra o frase que pronunciamos está acompañada de su correspondiente carga de emoción: Envidia, coraje, resentimiento, rencor, ánimo de herir, etc. o también con sentimientos de amor, ternura, cariño, estimación, confianza, alegría, etc. Esto nos afecta desde diferentes puntos de vista, para bien o para mal.

Decretos

Todo lo que nos decimos y lo que les decimos a los demás, lo estamos decretando para nosotros, para ser, sentir y pensar así como decimos, para experimentar en nuestra vida todo eso que nos decimos y les decimos a los demás. Porque querámoslo, o sepámoslo o no, todo lo que decimos y hacemos se nos regresa con sorprendente exactitud; si es el bien en bien y si es el mal en mal.. Por ello que no nos extrañe ver o experimentar en nosotros mismos y en nuestra vida todo lo que les hemos deseado a nuestros prójimos y nos hemos dicho de nosotros mismos.

Con La Vara Que Midas Serás Medido

Cuando el Maestro de maestros JESÚS nos dijo: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” y “Con la vara que midas serás medido”. No solamente nos estaba dando lecciones de moral o de buenas costumbres, nos estaba dando verdades eternas para estar bien con nosotros mismos y para experimentar el don mas preciado que cualquier hombre puede poseer: la paz espiritual, la paz mental. Porque para estar en paz con nosotros mismos, `primero tenemos que estar en paz con los demás. De la misma manera que amamos a nuestros prójimos es la manera como nos amamos a nosotros mismos. Y de la misma manera como los juzgamos, eso mismo lo estamos atrayendo a nuestra vida, y tarde o temprano se nos manifestara. Es la Ley del Bumeráng. La Ley del Karma en acción.

Lo Que Nos Decimos Y Nuestra Salud.

Lo que las personas dicen o se dicen a sí mismas puede causarle mala salud. La naturaleza misma de la conversación diaria nos puede ilustrar sobre las enfermedades causadas por la mente: La persona que se dice a si misma que está cansada de todo, sufre fatiga crónica; la mujer que se dice que su corazón está destrozado, sufre de malestar cardiaco; El hombre que se dice que sus negocios le dan dolor de cabeza, padece migrañas. La mujer que no puede tragar a su marido, no puede digerir bien los alimentos. EL muchacho que no puede soportar la escuela, pierde el equilibrio y tiene que quedarse en casa. El hombre al que le llenan de piedritas el hígado, tiene problemas hepaticos. La mujer a la que le duele mucho la situación, padece reumas. Cada órgano del cuerpo parece responder a cierto lenguaje y a ciertas emociones. Por ello pongamos mucha atención a todo lo que decimos, porque todo lo que decimos se habrá de manifestar en nuestra vida, y en nuestro cuerpo.

Muchas Enfermedades Son Causadas Y Agravadas Por Lo Que Nos Decimos

Lo que nos decimos tiene una fuerza incalculable en sus efectos sobre nosotros mismos. Cuando dejamos obrar esta fuerza espontáneamente sin dirección racional, puede llegar y de echo llega a resultados desastrosos. Muchas enfermedades no reconocen otras causas y aun en los estados enfermizos cuyas causas son más netamente físicas , hay pocos que no vengan a agravarse con las negatividades que se dicen las personas sobre su enfermedad y sobre si mismos, estas son autosugestiones inconscientes que se realizaran exactamente como se lo están diciendo con lo cual agravan grandemente su situación

Lo Que Nos Decimos Y Los Cambios Físicos

Uno puede no creer esto o tomarlo con reservas, pero todos podemos comprobar que lo que pensamos o decimos puede dirigir las funciones de nuestro cuerpo: Puede causar cambios de temperatura , hacernos sudar, ponernos la carne de gallina, alterar el ritmo de la respiración, puede hacernos llorar, puede tensar o relajar nuestros músculos, puede alterar nuestra presión sanguínea y nuestro ritmo cardiaco. Porque al pensar o hablar, estamos poniendo en funcionamiento a nuestras glándulas.

La Mente subconsciente Y Lo Que Decimos

Una de las funciones de la mente Subconsciente es la de aceptar literalmente todo lo que decimos, sin evaluarlo ni analizarlo, sin moralizar si es bueno o malo, o esta bien o mal. simplemente lo acepta tal y como lo decimos aunque no nos estemos refiriendo a nosotros. Un ejemplo que quizá a todos nos ha sucedido con diferentes cosas cuando menos alguna vez. Uno esta comiendo y siente que le falta sal a la sopa. E inmediatamente se dice cosas como estas: Le falta sal. No veo la sal por ningún lado. ¿Dónde está la sal? no esta por ningún lado... Y pregunta. ¿Dónde está la sal? La tienes enfrente de ti, le contestan, si fuera víbora ya te hubiera picado (frase muy antigua, lo que nos demuestra que desde tiempos inmemoriales ya le pasaban a la gente cosas como estas). Y efectivamente la sal estaba frente a uno. Pero como se estaba diciendo que no la veía por ningún lado. el inconsciente lo aceptó sin analizarlo, y uno no la veía aunque la tuviera frente a sus ojos. Cosas por el estilo le pasan a la gente también con las servilletas, las llaves, la pluma , etc. Por eso en lugar de decir que no está, que no la vemos por ningún lado, digamos: Donde esté la sal la voy a ver. Y si está frente a nosotros la veremos inmediatamente, o si esta a la vista la encontraremos fácilmente. No simplemente crean o no lo que uno dice, compruébenlo.

El subconsciente Acepta Todo Lo Que Decimos Tal Como Lo Decimos

Por ello cuando la gente se dice cosas sobre si misma, como: que es muy aprensiva, inconstante, indecisa susceptible, enojona, llorona, insegura, que es olvidadizsa, que se cansa con facilidad, que siempre se equivoca, etc. etc. Su inconsciente lo acepta y le va a proporcionar los sentimientos, sensaciones y estados mentales y lo que haga falta para que ella sea y se sienta exactamente como lo decretó con sus afirmaciones. O sea que siempre con lo que nos decimos nos estamos asignando un papel para representarlo en nuestra vida diaria.

Aun Tenemos Juzgado A Alguien Como Autoridad

Lo que algunes persones que tenemos juzgadas como autoridad dicen lo tomamos como verdadero muchas veces insconscientment sin evaluarlo, sin analizarlo. En este sentido aun ahora podemos tener juzgados como autoridad a periodistas, catedráticos, sacerdotes y a otros . Y lo que ellos digan uno lo toma como verdadero nada más porque ellos porque ellos lo dijeron, y de ahí en adelante lo repetiremos cuando sea necesario y lo tomaremos como verdad y esto nos puede afectar como lo ya descrito.

Lo Que Digamos La Mente Lo Acepta Y Eso Es Lo Que Nos Da

También cuando la gente se dice cosas como: Las matemáticas son muy difíciles; tendrá que estudiar mucho para comprenderlas bien. Las matemáticas son imposibles; por mas que estudie no las comprenderá . Ya no hay servidumbre honrada, ya las apartó de ella. Lo mismo para decretos como: ya no se encuentra nada barato. No se puede confiar en nadie. , eso es muy cansado.

Digamos Lo Contrario Positivo Y Encarguémoselo A DIOS

Recordémoslo. lo que uno diga el inconsciente lo acepta y eso es lo que nos da. Por eso siempre digamos. Eso es falso, Las matemáticas son fáciles de comprender y yo soy muy inteligente. Eso es falso, Necesito sirvienta y la que llegue va a ser muy honrada. Gracias PADRE NUESTRO que ya lo dispusiste así. Eso es falso, Toda la gente que se me acerque o con la que tenga trato es muy honrada y digna de confianza. Gracias PADRE NUESTRO que ya me oiste. Eso es falso. Primeramente DIOS yo tendré la suficiente energía para llevarlo a cabo. Tan fácil como esto. DIOS siempre escucha y siempre atiende.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: