Conocemos  lo que es verdaderamente importante en nuestras vidas para llegar al éxito personal y laboral?

Esta es una pregunta que suena fácil de resolver  pero  a muchos  nos confunde en algún momento de la vida. Muchas respuestas a este interrogante generalmente se ven reflejadas por el entorno o mejor dicho por factores sociales;  somos imitadores por naturaleza, desde niños querremos hacer lo que mi compañero o amigo hace pero será que eso que él hizo era importante para mí o solo funciono en su vida pero en la mía no funciona de igual forma?

Desafortunadamente el medio social nos bombardea con tan información errónea de cómo ser feliz, ser exitosos con  x o’ y  actividad  que no tiene que ver con el propósito para el cual estamos aquí en este planeta.

Algo que debemos preguntarnos a nosotros mismos, no a los demás a nosotros mismos es: para que me siento bueno? Que es lo que me gusta hacer? Y la pregunta más importante que espera Dios de mí, que es eso que ÉL quiere que yo realice para poder tener una vida en paz y armonía con ÉL.

Este debe ser el enfoque que debemos tener presentes antes de continuar con una labor o trabajo en donde nos sentimos frustrados día a día, antes de continuar en un circulo vicio debemos interrogarnos y escudriñar nuestra vida y si es con el apoyo de Dios mejor aun, para determinar el verdadero propósito para el que fuimos hechos. Las personas que han hecho esto, son aquellas quienes siempre se ven alegres tranquilas optimistas con sus actividades diarias, son aquellas que desde un comienzo no se dejaron meter la idea en la mente de que x o’ y trabajo o forma de vivir brindaba estabilidad y felicidad ellos no fueron bobos y si consultaron en su interior cuáles eran sus aspiraciones de una vida sana y con el enfoque correcto para ellos.

Escudriñar en nuestro interior, preguntar a Dios que es lo bueno para nosotros mismos,  es lo que nos puede llevar a tener una vida en paz, amor, alegría y sobre todo gozo; que llevar una vida cargada de conflictos, faltantes, deudas, inconformidad por hacer lo que para los demás es bueno y si eres de los que piensa que el dinero es eso estas confundido no es así cuando se hace lo que nos gusta y es agradable a Dios el dinero no es una excusa o carga para tener esa autentica felicidad a la cual todos aspiramos tener.

Erogo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: