La percepción que se tiene de lo que se desea es mas cercana de lo que verdaderamente está en realidad. Algo apetitoso puede sentirse muy cerca, mientras que una cuenta por pagar se percibe mas lejana, aunque las dos cosas estén a la misma distancia.

 

Los psicólogos David Dunning de la Universidad Cornell y Emily Balcetis de la Universidad de Nueva York, parece que lo han comprobado.

 

Los especialistas creen que puede tratarse de un mecanismo de adaptación que disipa las ganas de invertir energías en lo que no nos gusta, pero que aumenta el interés para ir en busca de lo que nos atrae.

 

En la experiencia realizada, los psicólogos estudiaron primero la sensación atrayente que se tiene en relación a la distancia en que el objeto se encuentra. Solicitaron a 90 jóvenes universitarios, cuyo cincuenta por ciento había comido un paquete de galletitas saladas, mientras que el resto no había comido nada, que calculasen la distancia entre su lugar y una botella de agua. El promedio que establecieron los estudiantes fue de 71 centímetros para los que no sentían sed, pero de 63 centímetros para los que si sentían las ganas de beber agua, producto de haber comido galletas saladas.

 

Luego, se les pidió, a los dos grupos, que calculasen la distancia estimada entre ellos y un objeto que representaba un interés directo, un billete que podían obtener, de cien dólares, y otro que no tenía un interés directo, un billete, del mismo valor que era propiedad de otra persona.

 

Como había quedado establecido en experiencias anteriores, que el ánimo de las personas influye en algunos aspectos de lo que se percibe, los dos grupos de estudiantes realizaron un ejercicio evaluando su estado de ánimo.

 

Igual que en la primera experiencia, los jóvenes sintieron que las cosas que despertaban mas su interés estaban a menor distancia que los objetos que no les llamaban su atención, pero se comprobó que el estado anímico no influyó en la percepción de lejanía.

 

Las conclusiones de estas experiencias hablan de un sentido desde un punto de vista evolutivo. Lo que esta cerca es mas sencillo de tomar que los objetos lejanos. Por lo tanto, la sensación de creer que un objeto necesario o útil para sobrevivir se encuentra mas cerca de su distancia real, motiva aun mas el deseo de ir en su búsqueda.

Eldoctorjones                                  El Último Mensaje, la novela.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: