10 recomendaciones contra sus efectos psicológicos

Teniendo en cuenta que esta crisis económica ha sido más grave de lo que nadie podía suponer, y más allá de las estadísticas que mes tras mes aparecen en periódicos, tv y demás medios informativos, la situación personal que están sufriendo millones de personas hace que sea motivo de preocupación alarmante. Según la OMS, una situación larga de desempleo tiene efectos "particularmente perjudiciales" para la salud física y mental de la persona que la sufre.

Mayores de 50 años, jóvenes menores de 30 que buscan su primer empleo, son algunos de los colectivos más vulnerables frente a los efectos contraproducentes del paro. El desempleo no es sólo una cuestión económica. Las consecuencias psicológicas del paro de larga duración pueden ser incluso más graves. Para el psiquiatra Alejandro Rocamora: “la pérdida del trabajo y el desempleo involuntario de larga duración son unas de las experiencias más frustrantes a las que puede enfrentarse un ser humano”.

Si te sientes en alguna de las circunstancias que te muestro a continuación, te daré algunos consejos que puedes poner en práctica para que la espera de ese ansiado trabajo, te resulte más fácil de sobrellevar.

El paro duele


Llevas mucho tiempo en paro,  laboralmente inactivo y la sensación de inutilidad va aumentando día tras día. Puede que sientas que no sirves para nada y la frustración entra en tu vida. Dependiendo de tu carácter y tu actitud en esta etapa, quizá hayas pasado por alguna de estas fases:

● cambios de humor frecuentes

● trastornos del sueño

● baja autoestima

● preocupación

● ansiedad

● estrés

● tristeza

● cuadro depresivo


Cuanto más tiempo permaneces en situación de desempleo también, se reducen tus expectativas salariales. La mayoría de las personas estarían dispuestas a cobrar mucho menos de lo que lo hacían antes de dejar de trabajar. Para José Buendía, autor del libro ​El impacto psicológico del desempleo, “​el parado se siente como si la sociedad lo rechazara y por esto se vuelve invisible​ para la familia, amigos y no digamos para las empresas. El parado es como si no existiera. Es el apestado del siglo XXI”.


Recomendaciones a seguir

A continuación, te indico algunas pautas que pueden ayudarte a sobrellevar mejor esta situación:


1. Esfuérzate por no abandonarte: tirando la toalla no consigues nada. No te quedes de brazos cruzados.

2. ¿Resignación o aceptación? Acepta el momento y sigue adelante. Hay mucho por hacer.

3. No te flageles. Frases como: “ya no valgo para nada”, “ a mi edad ya nadie va a querer contratarme”, solo te perjudican y no son ciertas.

4. Tienes mucho tiempo libre que puede convertirse en tiempo vacío sino no haces nada, así que aprovéchalo a tu favor.

5. Permítete disfrutar del tiempo libre y de tus hobbies. ¿Quien te ha dicho que no tienes derecho a hacerlo? Que estés en el paro no quiere decir que no puedas disfrutar de las cosas que antes te hacían feliz. ¿Te gustaba leer? Hazlo. ¿Disfrutabas dando un largo paseo? Hazlo también.

6. Mejora tu formación: no dejes de buscar ofertas y por qué no, busca salidas de formación en lo que te apasione. Nunca es tarde para aprender y formarte en cosas nuevas o en las que has sentido interés. Es más fácil formarte en lo que te hace

¿Llevas más de 2 años en el paro? 10 recomendaciones contra sus efectos psicológicos ilusión aprender que en otra área de aprendizaje en la que no tengas ningún tipo de interés.

7. No caigas en las rutinas del parado. Levantarse, mirar ofertas en portales de trabajo, comer, dormir, ver la tv y poco más.

8. Tu amigo el despertador. No pienses que por no trabajar puedes levantarte a la hora que quieras. Es un error no tener una rutina diaria y aprovechar el día al máximo.

9. ¿Has pensado en el autoempleo? ¿por qué no optar y tener en cuenta esta opción? En estos últimos años ha habido un repunte de emprendedores/as en nuestro país. ¿por qué no ser tú uno de ellos/as?

10.Cuidate física y mentalmente. Intenta pensar siempre en positivo y si puedes, haz algo de ejercicio.

Yo soy yo y mis circunstancias


Cada persona tiene sus umbrales de exigencia laboral, expectativas económicas distintas, formación, edad, situación personal, etc., así que deja de compararte con los demás. Tienes que tener en cuenta que eres libre de elegir entre vivir lamentándote por la situación de desempleo que estás atravesando o por el contrario pensar en que tu futuro será mejor.

Y tú, ¿Qué eliges?

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: