Federico Garcia LORCA, poeta de la generación del 27, y poeta maldito por sus inclinaciones politcas y sexuales, nos llevaba por el mundo del toro a través del dolor.

Este poema en forma de elegía, que compone Lorca a la muerte del torero Ignacio Sánchez Mejias, amigo y compañero escritor.

En este poema se narra el dolor del poeta por la ausencia de su amigo, y nos describe la muerte y la agonía del torero después de sufrir una cornada mortal. Supone tanto una alabanza a su figura como torero y como ser humano.

La elegía dividida en tres partes: la primera narra el suceso de la cornada y la agonía que sufre el torero antes de morir. En la segunda parte es una alabanza del poeta al torero tanto como persona como torero.

Ya en la tercera parte se recoge el dolor que sufre Lorca por la muerte de su amigo Ignacio que ya ha sido enterrado.

La elegía es una forma utilizada por los poetas españoles, en las que se llora la ausencia de un ser querido. En esta el poeta une lo lírico, lo épico y lo dramático, en un poema que traspasa los limites del acento folclórico andaluz, de la estricta arena de la plaza de toros para llegar al dolor universal por la muerte que nos deja sin un amigo.

El sentimiento que expresa Lorca en este poema es la desolación por la muerte de un amigo muy querido, ante la fatalidad de la muerte. Esta es inevitable y fatal y llega siempre por muy grande que sean los hombres, no tiene en cuenta todo lo que los humanos miramos como cualidades, es el último acto de humanidad.

Esta elegía es una muestra practica de la superación de lo étnico, de lo andaluz e hispánico, llegando a la cumbre mas alta de la poesía de Lorca. Y así en este poema quedan inmortalizados y trascienden el poeta, el torero y los sentimientos de amistad, dolor y desolación que originan la muerte.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: