A la deriva en Yahoo Answers uno encuentra preguntas muy buenas, que uno no se había imaginado. Un usuario español nos deleita con ésta.

¿Qué, qué sucede acá? –se pregunta el curioso. ¿Cristóbal Colón no fue el primero en descubrir América? ¿La maestra de la primaria vivió toda su vida en el error? ¿Cómo puede dormir?

Pues no. Resulta que un tal Leif Eriksson desembarcó en las costas de América, en lo que hoy es Newfoundland, Canadá. En la web del Smithsonian Institute hay una probadita de una exposición al respecto que elaboraron en su museo de Nueva York. Lamentablemente Artigoo no nos deja pegar links a los “goos”, así que si está interesado le invito a arreglárselas usted mismo.

En la introducción, nos enteramos de que:

“Durante la Era Vikinga, del 750 al 1050 d.C., la influencia vikinga cubrió un amplio territorio, yendo desde el Mar Caspio en el Este, al Mediterráneo en el sur, a lo largo de Europa del Norte, cruzando el atlántico, y llegó a tocar las tierras de diversos grupos nativos en el Este de Norteamérica.
Además de ser los feroces guerreros del estereotipo popular, los vikingos eran maestros artesanos, astutos hombres de negocios, y exploradores temerarios. Sus actividades estimularon cambios políticos en Europa y en Rusia; crearon nuevas y duraderas sociedades en Islandia y Groenlandia, y lideraron un descubrimiento de Norte América 500 años antes que Colón. Ahora, en este nuevo milenio te invitamos a seguir su trayecto!”

Curiosamente la gente suele contentarse con un nombre, como si se tratara de los 15 minutos de fama de alguna celebridad. ¡Claro! Recordemos cómo terminó Colón: ya nadie le dedicaba unas líneas. Para los tiempos de su muerte, estaba más de moda en España el tema de la locura de Juana de Castilla, Juana la Loca, quien se dedicaba por esos días a una peregrinación de más de ocho meses acompañando el cuerpo de su difunto esposo; de la cual poco a poco multitudes fueron desertando.

Ahora bien, el contacto americano pudo ser corto, pero eso en duración histórica:

"Evidencia arqueológica más reciente ha revelado que hubieron más de 300 años de contacto esporádico entre los nórdicos groenlandeses y varios Indios, Inuit y otras gentes norteamericanas, concetradas más que nada en el Ártico canadiense."

¡Qué tanto sucede en 300 años! ¿Qué habrán pensado estos “indios”, llamados skraeling por los Nórdicos? ¿Qué tanto guerrearon y aprendieron ambos grupos del otro? Lo gratificante del dato no quita, eso sí, la terrible imprecisión, imperdonable para una institución de ese tamaño. ¿Cómo que “Indios, Inuit y otras gentes?” ¡Eso es como decir, “japoneses, coreanos y otros chinos”!

Pero nomás andan enseñando el cobre, todavía no lo sacan. Esos del Smithsonian verdaderamente se vuelan la barda cuando escriben, con aparente inocuidad:

"Comenzando por el ataque en el Monasterio de Lindisfarne, Inglaterra, en 793, pequeñas bandas de guerreros escandinavos hicieron incursiones violentas en pueblos europeos y centros religiosos. Los recuentos históricos de sus audaces asaltos a estos bastiones de la cultura Norte-europea son innegables, aunque los asustados monjes probablemente exageraron y dramatizaron los detalles de los eventos."

Sí, y también los horrores de las organizaciones guerreras de los cárteles del Narcotráfico suelen exagerarse. Ay esos ciudadanos asustadizos: ¡Qué simples son!

"Pero el saqueo de los vikingos a lugares como Lindisfarne no surgía de un amor a la violencia, como se asume popularmente. En realidad, la intensa rivalidad política entre los capitanes vikingos demandaba el constante influjo de bienes preciosos, que se conseguían primordialmente a través de los asaltos, pero también a través del comercio. Los líderes exitosos daban estos objetos a sus seguidores a cambio de lealtad."

¡Muy sagaz ese comerciante que podía fácilmente matarte a ti o a tu familia si no le gustaban los precios de sus piedritas preciosas! Lamentablemente no contamos hasta ahora con libros de la época de "Cómo alcancé el éxito". Estaban más ocupados escribiendo poesía épica y esas cosas.

Pero bueno, con esto nos vamos saliendo del tema, y no voy a mentir, he estado, como quien dice, mareando la perdiz. El asunto es otro, en realidad.

¿Que quién descubrió América antes de Colón? ¡Ni más ni menos que oleadas y oleadas de gente a lo largo de milenios! Dígame Usted ¿Quién descubrió Europa?

La migración de poblaciones de Asia a través del estrecho de Bering es hoy en día la teoría más aceptada sobre el poblamiento de América. Sin embargo, también existen otras teorías, entre las cuales están éstas:

  • La teoría Monogenista-Autoctonista de Ameghino: según la cual el hombre habría tenido su génesis en la Pampa Argentina. Vamos, todos, ¡a tomar mate por las raíces! Esta teoría se basó en varios descubrimientos paleontológicos, pero el checo-estadunidense Hřldička la rebatió con base en el método y rebatiendo ideas sobre el estado de la geografía del planeta hace miles de años.
     
  • La teoría Oceánica de Rivet: según la cual el hombre americano migró a través del Estrecho de Bering y por mar desde Polinesia y Melanesia. Ésta se basó en análisis raciales antropológicos y lingüísticos de las lenguas de sudamérica, que los vinculaban con los idiomas de las islas del pacífico. Fue luego hecha plausible por un famoso viaje con supuesta tecnología melanesia de navegación; casi muriéndose, pero llegaron en el afamado Kon-Tiki.
     
  • Teoría Monogenista-Asiática de Hřldička: Que es la más aceptada en círculos académicos, según la cual el hombre habría tenido un sólo origen en Asia y migrado de ahí a todo el planeta. América habría sido poblada exclusivamente

El hecho de que se acepte más la teoría de Hřldička tiene que ver con que la evidencia lingüística y racial tiene menos peso que la evidencia arqueológica. Sin embargo, es bien sabido que no todo es ciencia en los círculos académicos, y sobre todo no cuando se refiere a los orígenes del hombre.

Cuando la fiebre antropológica-racial hizo su entrada después de que Darwin le diera la vuelta al asunto de Adán y Eva, los gritos de superioridad nacional adquirieron el refinado disfraz de la investigación científica. Así, el origen del hombre se encontró en Inglaterra (con el famoso Hombre de Piltdown, que resultó ser más falso que las asentaderas de J-Lo), Francia, Alemania... Cuando se impuso la teoría del orígen africano, no pocos especialistas saltaron de sus sillas. “¡Cómo! ¿Con esos primitivos?”.

Y tal parece que no va a acabar pronto. Nuevas naciones poderosas surgen, y sus científicos suelen seguir tendiendo a mostrar su poderío en su registro arqueológico. Humanos al fin.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: