La literatura Caballeresca surge a finales de la Edad Media cuando, precisamente, la misma práctica de la caballería empieza a desaparecer al remplazarse los valientes caballeros y sus espadas por potentes cañones y armas de fuego. Libros con títulos larguísimos que hablaban de héroes maravillosos como Amadís de Gaula, Palmerín de Oliva, Esplandian, Primaleon y un largo etc. empezaron a llegar a manos de la gente, y gracias al éxito que tuvieron tanto la imprenta como la compra resultaron muy económicos. Este tipo de literatura la podían tener algunos ricos cortesanos que se daban el lujo de tener un libro de ese calibre, pues entonces era algo muy caro, sobre todo uno libro de caballerías que era de gran tamaño. Pero después se fue popularizando y los costos se redujeron gracias a la imprenta y la demanda que tenían.

La literatura caballeresca hablaba, como su nombre lo dice, de caballeros, héroes que hacían hazañas maravillosas y combatían con monstruos sobrenaturales, pruebas mágicas, le declaraban su amor a una única doncella y común mente descubrían que tenían un linaje real o en algunos otros casos se los ganaba. Aunque tal vez lo más importante de este tipo de literatura sean sus tópicos clásicos. Mencionaré antes que, en la literatura de toda la Edad Media había una intención didáctica, su propósito era “enseñar deleitando” y, además, leer en vos baja, para uno mismo, era un acto de egoísmo, muy poco sabían leer, muy pocos tenían libros, era el deber de uno compartir el conocimiento con todos y de esa forma transmitir las enseñanzas de la literatura.

Ahora, en la literatura caballeresca (a veces se le llama al género “Libros de caballerías” o “Novelas de caballerías”) los propios caballeros tienen tópicos como:

Pacto Vasallático: Un caballero se comprometía a servir a un señor y hacer cualquier cosa por él, aunque esto significara dar su vida; también se le rendía vasallaje a una dama, como la reina o a su amada, lo que lo hacía un siervo de amor.

Amor cortes: la lucha por un amor imposible, no correspondido o secreto. Como Lanzelothe con su reina Ginebra, esposa del rey Arthuro. Normalmente de estos amores nace el caballero que continuara las aventuras del padre.

Lucha por la Justicia: Sin más. Es algo que en el Quijote menciona mucho Cervantes, pues un caballero no sólo es un héroe, es un instrumento de Dios.

El quijote es una parodia a la literatura caballeresca, copia todos sus tópicos y se mofa de ellos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: