Linaje: Un cuento sobrenatural (Lineage: A Supernatural Tale), es una gran novela escrita por el estadounidense Joe Hart e inspirada en “El resplandor” de Stephen King. Y se nota que Hart ha querido emular dicha obra en términos de ambiente y trama. La buena noticia es que es se acerca a la narrativa y estilo de King en su mejor época. La mala es que, a veces, también es propenso a divagar y detener el impulso de tensión que ha construido. Sin embargo, si me preguntan si esta obra vale la pena, mi respuesta es absolutamente .

Linaje: Un cuento sobrenatural es un cuento sobre una casa encantada en Minnesota. Lance, el personaje principal, es un escritor de terror que, después de escribir varias novelas de éxito, se ha bloqueado. Cierto día, Lance descubre una casa con la que ha estado soñando recientemente, la compra, se muda, y su bloqueo para escribir se desvanece repentinamente. Comienza una nueva novela y el libro parece estar escribiéndose solo, pero el final le sigue siendo esquivo.

Entre tanto, desde que se ha mudado a esa casa extraños sonidos y visiones ocurren todas las noches, y parecen estar relacionados con una habitación, cuya puerta con llave no se abre. Como puedes imaginar, estos extraños sonidos y visiones pronto se tornarán mortales para vida de Lance, de sus amigos y de su nueva novia.

Básicamente, Linaje: Un cuento sobrenatural está estructurada en tres actos. El primer acto es un recuento de la juventud de Lance, que podría ser una de las historias más terribles sobre abuso infantil que jamás haya leído. Aunque el abuso no es excesivamente gratuito, resulta escalofriante y uno no puede más que horrorizarse al leer estas líneas.

El segundo acto de Linaje: Un cuento sobrenatural nos trae al presente y aquí es donde la historia se empantana un poco. El autor construye una escena una y otra vez sólo para diluirla y decirnos lo que está pasando en lugar de mostrarlo. Afortunadamente, sus personajes están bien desarrollados y la trama es lo suficientemente intrigante para mantener nuestro interés durante estos períodos. Y esto es bueno porque Joe Hart logra redimirse en el último acto.

El final de Linaje: Un cuento sobrenatural es implacable en cuanto a ritmo y carnicería sobrenatural. Hay giros y vueltas, y todos son inesperados y muy satisfactorios. Si seguimos con las comparaciones, podríamos decir que el fin evoca los finales prolongados e impresionantes de las novelas de Stephen King.

En resumen, si eres fanático de los cuentos de terror de los años 80 y 90, con una trama bien pensada, y mucha acción y sangre, entonces disfrutarás mucho Linaje: Un cuento sobrenatural.

Linaje: Un cuento sobrenatural

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: