El diálogo ficticio entre un limón y un ají se desarrolla como sigue:

-Limoncito, que empezaste verde y poco a poco te amarillas, te propongo combinarnos para lograr un excelente plato de seviche.Testigos tenemos al cocinero de casa y el jardinero para aprovechar nuestras bondades.

-Trato hecho sea realidad, que con tu picante y mi zumo daremos base a un delicioso seviche.

Tomó el cocinero el limón y cortando por la mitad, depositó el zumo en una taza.

Igual hizo con el ají  cortando por el largo del mismo, conservando las pepas que le otorgan el picante preciso al plato.

Hizo su parte el jardinero, pues tomando las pepas del limón y el ají,( unas cuantas por supuesto) las condujo al jardín de casa y las sembró.

El cocinero cortó los trozos del pescado combinó zumo del limón, ají y cebolla en trozos, quedando todo en una bandeja para su cocimiento.

El cocinero conservó la cáscara de los limones usados, ya que rayándola  la usaría para un postre, que en su momento prepararía.

Limón, ají,pescado,cebolla, cocinero y jardinero y de repente experto en repostería, se dan cita para usar los ingredientes  y las semillas y cáscaras de limón y ají,  y obtener:

-Un delicioso plato de seviche.

- Limonero y ajíes,

- Platos de repostería.

 

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: