Como en todas las ciudades capitales y en todas partes pueden suceder situaciones límites que nadie las desea, pero su ocurrencia está al margen de nuestros buenos deseos y de hecho rebasan nuestra imaginación, nuestra realidad y nuestro potencial y fuerzas para afrontarlas. En Lima se vive en un ambiente de construcción y movimiento de todo tipo, delincuencial incluído pasando por lo político, económico, social, cultural, etc. No estamos en el mejor de los mundos y no vamos rumbo al paraíso ( ver artículo Perú rumbo al paraíso), como dicen los políticos de turno. Incluso se pueden dar situaciones límites, aunque con una sola basta y sobra para que la situación de calma se torne en tempestad y que tempestad porque no hablamos ni de tránsito, ni de disparos ni de algaradas, etc sinó de algo que puede llevar a una decisión de Exodo de la ciudad entera. Como es fácil deducir no estamos listos para una situación así salvo los pudientes que es probable que ya tengan las previsiones del caso. En artículos sucesivos se propondrán medidas con los planes mínimos de acción. Todo esto dentro de la lógica o mmejor dicho resumen de un docunmental sobre Dinosaurios: Los dinosaurios creían que todo era cuestión de agua y hierba. Les cayó la quincha y todos desaparecieron. Para que esto no suceda en Lima vale la pena pensar y actuar en función de este exodo hipotético pero que que no es imposible de que nos coja en años equis.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: