Ligar, ligar

La interpretación de los gestos corporales recibe el nombre de quinesia. Y aunque puede ser algo muy subjetivo algunos gestos nos indican si realmente gustamos a la otra persona. 

Cuando se siente interés por otra persona  el tono muscular comienza a alterarse, es como si el cuerpo se preparara para la batalla tomando energías. Del mismo modo, el proceso de adecentamiento se hace de forma más abierta; de esta manera los hombres de forma instintiva colocan derecha su corbata y el  cinturón, mientras que las mujeres se estiran la falda y se pasan la mano por el pelo. 

Esta sincronización de gestos es tomada como una semejanza de actitudes por parte de las dos personas, ya que solemos sentirnos más cercanos a las personas que consideramos parecidas a nosotros. 

Significado de los gestos

Algo tan característico como un simple cruce de brazos, se puede interpretar como que la persona está a la defensiva, aunque también es cierto que muchas personas lo hacen porque tienen interés por lo que están escuchando, generalmente suelen acompañar el gesto inclinando la cabeza levemente. Por su parte las mujeres suelen optar por tener los brazos sueltos cuando la compañía que tienen es de su agrado, suelen cruzar los brazos cuando la compañía les resulta antipática. 

Por otro lado fruncir el ceño, torcer la boca o dejar los ojos en blanco, son gestos que pueden resultar desagradables para la otra persona. 

El espacio personal durante el encuentro

Cuando intentamos mantener una relación de pareja un aspecto que indica el tipo de relación que queremos tener es si dejamos que la otra persona invada nuestro espacio personal. Normalmente, a la persona que puede llegar a ser nuestra pareja le dejamos más cercanía.  Pero si se trata de un desconocido le mantenemos a una distancia prudencial. 

El mayor problema del lenguaje corporal

Lo que más difícil resulta de captar por los gestos que hace la pareja es la mentira, ya que un gesto aislado no indica si lo que nos esá contando es cierto o no. Perro si puede existir algún tipo de gesto que le delate como por ejemplo, pasarse un dedo por el cuello de la camisa o agarrarse a los brazos de la silla. 

Para ligar sin palabras 

Cuando hablemos con la persona a la que consideramos que puede llegar a ser nuestra pareja debemos olvidarnos de tener una postura defensiva. Utilizar los gestos que consideremos oportunos sin caer en la exageración. Y tratar de ser lo más natural y sincero posible sin lugar a dudas será la mejor forma de conseguir que esa relación de pareja que queremos pueda llegar a tener éxito. 

 


 


Ligar,ligar

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: