liderazgo

LIDER = EXITO

De solo pronunciar la palabra “líder” se puede sentir la sensación de que se está hablando de éxito. ¿Por qué? ¿Qué tiene el líder que no tengan los demás? La respuesta a una pregunta como esta o mejor dicho saber si el líder nace o se hace o, donde reside su poder real, puede resultar complicado de entender. No obstante la Psicología Social ya ha dado respuesta a muchas de estas interrogantes.

Arrastrar masas

El status de líder tiene una trayectoria más prolongada y transparente en algunas cuestiones específicas como; las organizaciones (instituciones, empresas, etc.), y la política (donde se habla de los líderes “carismáticos”, entendiéndose esta cualidad como un toque especial para encantar a las masas); pero, en términos generales todo grupo tiene un líder que marca la trayectoria a seguir por parte de todos los demás.

Valorando las capacidades

Podemos imaginar en algún momento que hemos asistido a un acto de masas (político), y nos toca valorar las características del orador, como un espectador cualquiera sin la exposición de nuestra ideología política, tendremos que pensar primeramente en valorar su capacidad de entusiasmar, generados con sus palabras y expresiones, e igualmente con su apariencia personal. Luego, es de observancia obligada el dominio que ejerce sobre la multitud y hasta qué punto esa misma multitud estaría dispuesta a seguirlo sin condiciones (no existe líder sin seguidores).

grupos

Seguidamente; habría que considerar si este orador es capaz de dirigir las acciones de sus partidarios, si tiene la facultad de reducir las tensiones colectivas que se susciten y más importante; si logra aprender de las manifestaciones de su gente. Además hay que considerar si el político que está hablándole a la multitud, es una persona que ha sido electa por votación popular para representar sus intereses ante diferentes instancias.

Después de esto podremos saber, teniendo en cuenta las características expuestas ya analizadas, si estamos en presencia de un verdadero líder y de si su liderazgo se puede calificar de estable y duradero en el tiempo.

Reciprocidad en la relación

El líder ejerce una influencia considerable sobre los demás, entendiéndose como la persona de la máxima autoridad de su grupo. La relación que se produce entre él y su gente es recíproca, de tal manera que el líder es el encargado de aportar a los miembros del grupo todos los recursos que considera necesario y valioso y que por ellos mismos no serían capaces de conseguir.

Por contraparte; los componentes del conjunto le dan la mayor autoridad, prestigio estima y poder. Mirándolo de esta manera, ser líder es tener una puerta abierta al éxito, pues de lo contrario no existiría el liderazgo. ¿El líder nace o se hace? Esta pregunta siempre es complicada de responder, sin embargo yendo a argumentos más objetivos es posible inclinarse por la opción primera, es decir; nace.

Pero, por supuesto la cuestión no queda aquí resuelta, ya que se pueden poseer algunas características de líder sin llegar a serlo verdaderamente. Analizando un número considerable de personas elegidas al azar, de seguro se encontrará un porcentaje alto de individuos con rasgos de líder, resultando; que no significa que lo sean.

lideresa

Es mejor la elección

No basta con tener las características, hay que desarrollarlas de forma adecuada, para ser verdaderos líderes. En algunos estudios se ha comprobado que cuando el líder es elegido, el entusiasmo y expectativas de sus seguidores es más aceptada, que cuando es designado. El poder del líder reposa en la autoridad, que se traduce de esta manera; en un mayor manejo de la información, la calidad y cantidad de la información es mejor que la que poseen los demás, además de un manejo adecuado de la misma.

Puede sancionar

Maneja cierta capacidad para sancionar. No significa esto que la utilizará continuamente, sobre todo porque la sanción (castigo), no es el camino más aconsejable para las relaciones interpersonales, pero; el hecho de poder hacerlo, lo convierte en un instrumento potentísimo de poder. También le es posible utilizar la recompensa (premio), que como es demostrable en la teoría del aprendizaje, es básicamente para estimular y alentar a mantener una conducta o comportamiento.

Prosiguiendo, el líder cuenta con la legitimidad, es decir; la relación de influencia que conecta entre quien la desencadena (líder) y quien la acepta (seguidores, grupo…). Cuenta también con la base de la referencia. La gente que les siguen siente un fuerte deseo de parecerse al líder, se identifican con lo que representa, dice o hace. La publicidad nos ejemplifica en el día a día, presentándonos modelos que por su atractivo, hacen que uno se quiera parecer a ellos, resultado; que se compre el producto que se promociona.

Fuente:

José A. García Rodríguez

José Joaquín Mira Solves

Psicólogos, catedráticos de Psicología social.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: