Librarse de las culpas

La culpa se puede deber a hechos que son rechazables

Es a partir de este momento cuando aparece el sentimiento de culpa, al que después le sigue el arrepentimiento. Esta es la verdadera naturaleza de la culpa. Pero hay personas que viven siempre inmersas en el sentimiento de culpa; algo limitador y autodestructivo, en principio no hay ninguna causa por la que deban sentirse así.

Las causas de la culpa

La culpa que no tiene ninguna causa, puede proceder de la infancia; ya que muchas de las carencias que se presentan en la edad adulta proceden de esa etapa. Y está relacionadas con la educación que se haya recibido y con algún suceso traumático que se haya vivido. 

Al echarle las culpas a un niño pequeño, lo único que se hace es transmitirle un mensaje negativo, que tendrá extensión durante la edad adulta. 

La culpa y sus consecuencias 

Sentirse culpable tiene una consecuencia principal, que al que la siente le va a limitar en todas las facetas de su vida. Puesto que quien está siempre arrastrando este sentimiento, será culpable ante los demás. 

Librarse de las culpas 

La culpa va unida a la baja autoestima. Lo que lleva que la persona que padece este sentimiento viva en un permanente estado de miedo, a eso hay que añadir que de la misma forma el rechazo siempre estará presente. Llegará un momento en que no se crea merecedor del valor que tiene. 

Para librarse de las culpas, las personas que viven siempre con este sentimiento, deben dejar de pensar como deberían de ser o como deberían ser los demás. Tienen que aprender a respetarse ellas mismas y así podrán ser respetados por los demás. No pueden vivir obsesionadas con hacer siempre lo que se considera lo correcto. Ya que siempre se sentirán culpables de algo, no se puede satisfacer a todo el mundo. 

 

 

Librarse de las culpas

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: