expresión

Libertad de expresión – un derecho fundamental limitado

La LIBERTAD DE EXPRESIÓN es un derecho constitucional que posee cualquier persona para informarse, opinar y expresar públicamente lo que piensa. Es un derecho que corresponde a cada individuo independientemente de su procedencia, raza o condición social. Para defender y apoyar dicho derecho, LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN, se le ha dedicado un artículo en la Constitución Española de 1978 para dejarlo claro como un derecho constitucional que defiende el derecho a la opinión personal y pública. Actualmente, es un derecho no sólo recogido en la Constitución Española, sino también en diversos tratados internacionales, debido a que no está regulado en todos los países por igual. Aun hoy por hoy, existen países donde la opresión de la población está a la orden del día y tan solo se puede formar una opinión propia, pero nunca pronunciar lo que uno verdaderamente piensa por temor a represalias que muchas veces conllevan a resultados fatales.

Por lo tanto, este derecho constitucional como es la libertad de expresión es un derecho o una libertad bastante controvertida y nos asombramos cada vez que nos llegan noticias sobre personas castigadas por ejercer su derecho.

Pues, surge la siguiente pregunta: ¿Hasta dónde podemos llegar con nuestra libertad de expresión? ¿Dónde está el límite o la demarcación? Pues parece muy sencillo:

 

“TU LIBERTAD DE EXPRESIÓN SE ACABA DONDE COMIENZA MI DERECHO A LA INTIMIDAD”

O

“TU LIBERTAD DE EXPRESIÓN SE ACABA DONDE COMIENZA MI DERECHO AL RESPETO”


Pero, ¿por qué es tan difícil encontrar los límites? Pues, porque la persona que ejerce su derecho a la libertad de expresión solo tiene en cuenta lo que le afecta personalmente sin tener en cuenta o sin estar consciente de aspectos que incumben a otras personas. Analizamos el asunto sobre el que opinamos desde un solo ángulo, el personal, según cómo lo vemos interpretamos en cada momento sin incluir las opiniones de quienes nos rodean. De ahí, podemos afirmar que el derecho a la libertad de expresión es un derecho subjetivo que en ciertas circunstancias puede incordiar a otra persona o grupo de personas.

expresión

Es cierto que vivimos en una sociedad en la que hay que convivir y compartir, donde otros valores aparte del derecho a la libertad de expresión cobran una gran importancia. Estos valores son el respeto y el derecho a la intimidad.

Aunque también es cierto que, a pesar de poseer ciertos derechos, el de la libertad de expresión ha sido la causa de muchas polémicas, opresiones e injusticias en nuestra sociedad actual por temor de sacar a la luz pública ciertas verdades que algunas personalidades prefieren guardar en el anonimato.

JUNTOS, PERO NO REVUELTOS

Siempre hay un interés de por medio para que algunas informaciones no salgan a la luz pública y no pueden ser pronunciadas para no alborotar una sociedad que vive más tranquila en la ignorancia. La información, el conocimiento y la opinión parecen ser la propiedad de unos pocos que se mantienen en el poder y se apropian de la libertad de expresión para manipular a la multitud por no respetar uno de los valores de la convivencia en la sociedad: la sinceridad. Unos pocos pudientes se aprovechan de la vulnerabilidad de una multitud violando así el derecho a la información y el saber. Informar sobre lo que conviene… el pueblo puede comer de todo, mas no saberlo todo. Un derecho constitucional en manos de unos pocos y controlado por la cúpula de la sociedad: LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN, UN DERECHO FUNDAMENTAL LIMITADO.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: