La leyenda de Píramo y Tisbe

Las leyendas, la literatura y tambien la cultura están llenas de historias cargadas de amores trágicos. 

La leyenda de Píramo y Tisbe, es considera como la primera de todas las tragedias amorosas, al mismo tiempo es la historia menos conocida.

La historia de Píramo y Tisbe

Píramo y Tisbe eran unos jóvenes que vivieron  en la ciudad de Babilonia el tiempo que duró el mandato de Semíramis. Eran vecinos, por lo que se conocían desde niños, con el tiempo crecieron y lo que en principio era una simple amistad pasó a convertirse en amor, aunque sus padres no veían bien la relación. No podían estar juntos ni hablarse por lo que se las ingeniaron para comunicarse mediante miradas y gestos. Un día descubrieron una grieta en la pared, que aunque no podían atravesarla si les servía para poder comunicarse mejor y de este modo que su amor fuera creciendo. 

La tragedia de Píramo y Tisbe

Cansados de tener que esconderse, una noche se pusieron de acuerdo para escaparse juntos. La primera en llegar al lugar que habían acordado fue Tisbe, se encontró con una leona que estaba bebiendo agua de una fuente, se asustó salió corriendo de allí y se le calló el pañuelo al suelo. La leona lo encontró y se puso a jugar con él, cuando se cansó lo dejó en la fuente. 

Cuando Píramo llegó se encontró el pañuelo en el suelo, como estaba destrozado y lleno de sangre por los restos que había dejado la leona de una cacería anterior. Ató cabos y pensó que la leona había atacado a Tisbe. Su reacción fue inmediata no podía vivir sin el amor de Tisbe por lo que se sacó un puñal del bolsillo y se lo clavó en el pecho. 

Según la leyenda las moras tienen ese color por la sangre que derramó Píramo. 

Cuando Tisbe vio que la leona se había ido salió del lugar en el que se había escondido, vio a Píramo tendido en el suelo con el puñal clavado en el pecho, por lo que su reacción fue la misma que la de Píramo. Sacó el puñal del pecho del joven y se lo clavó en el suyo. Las familias los enterraron juntos para que así pudieran difrutar de su amor. 

 

 


 

La leyenda de Píramo y Tisbe

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: