fotografia

En el escudo valenciano se puede ver un murciélago con las alas abiertas encima de una corona lo que sorprende a todo el que no está enterado de la leyenda que esta figura encierra. No es que los valencianos hayan tenido un vampiro ni que ellos se alimenten de sangre, es algo más poético que forma parte de la sorprendente historia de la tierra valenciana. 

fotografia

Se cuenta, que durante la ocupación musulmana que duró 8 siglos, los moros de esta parte de Valencia domesticaron a los murciélagos para que se comieran los mosquitos que abundaban debido al agua encharcada de la Albufera valenciana. Un profeta musulmán, sabiendo que Jaime I andaba cerca con intenciones de recuperar el territorio ocupado, profetizó que mientras un murciélago volara, Jaime I no lograría ganar una batalla y que la ciudad de Valencia sería siempre musulmana. Pero se equivocaba

fotografia

Las tropas de Jaime I, acamparon cerca de la gran muralla de la ciudad de Valencia esperando el momento propicio para atacarla. Una noche, un murciélago anidó en lo alto de la tienda del Rey Jaime I y los soldados al darse cuenta quisieron acabar con él, pero el Rey se negó y le salvó la vida diciendo que siguiera feliz con sus crías. Una noche sonó un tambor, pom pom pom, con golpes acompasados y secos que despertó a los soldados y se dieron cuenta que a lo lejos los moros se acercaban para atacarles. Tomaron las armas y se libró una gran batalla en la que murieron muchos moros y el resto se retiraron.

fotografia

Agradecido el Rey, quiso premiar al que tan acertadamente el tambor había tocado y vieron con sorpresa que era el murciélago que él había salvado de morir en manos de sus soldados. Se había dejado caer una y otra vez sobre el tambor para avisar del peligro que venía. Cuando conquistaron las tropas de Jaime I la ciudad de Valencia y expulsaron a los moros de todo el territorio valenciano, hizo poner sobre el escudo un murciélago como agradecimiento y homenaje al que con su gesto les salvó de una derrota mientras dormían.

fotografia

Otras varias versiones corren sobre el murciélago por las tierras valencianas, pero alguna de ellas  tiene que ser cierta sino alguien alguna vez hubiera propuesto quitarlo, pues un murciélago no es precisamente ni bonito ni agradable.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: