La historia de este palacio situado en el centro de Madrid, frente a la estátua de la Diosa Cibeles, se remonta a 1872, cuando el primer marqués de Linares, José de Murga, adquiere un solar donde manda construir un palacio. El Palacio de Linares, donde actualmente de encuentra la Casa de América. El padre de José y patriarca de la familia, Mateo de Murga, había tenido varias relaciones y entre ellas la de una hermosa cigarrera de Lavapiés con la que había tenído una hija, Raimunda, que nació en secreto y nunca fue reconocida.

fotografia

fotografia

La casualidad o el destino hizo que José y Raimunda se conocieran y se enamoraran, ignorantes de su procedencia iniciaron una relación que al llegar a oídos de su progenitor, mandó a José a Londres para que la relación no progresara. La distancia hizo todo lo contrario y el amor que sentían creció hasta el punto de que José regresó a Madrid y se casó con Raimunda. Pasado cierto tiempo, el padre de José murió, y según cuentan algunos historiadores que han investigado los misterios de este palacio, dejó una carta para José donde le confesaba que él y Raimunda eran hermanos. Y es a partir de esta carta donde se inicia la tragedia de los marqueses de Linares dentro del palacio, dando pie a la leyenda que hasta el momento no ha sido aclarada del todo.

fotografia

Parece ser que los marqueses, llevados por la desesperación, pidieron consejo al Papa León XIII que les concedió una bula para que vivieran bajo el mismo techo pero guardando para siempre castidad. Este documento papal nunca se encontró pero si se sabe que nunca tuvieron hijos o así al menos lo hicieron constar en su testamento. Y aquí aparece la figura de una niña llamada también Raimunda, hija del administrador del marqués que más tarde fue declarada heredera universal del título y fortuna de los marqueses. 

fotografia

Los investigadores tras los fenómenos ocurridos en el palacio se hicieron muchas preguntas. ¿Porque el marques mandó construir una casa de muñecas en el jardín del palacio?. ¿Era la niña Raimunda hija de los marqueses que no obedecieron al Papa y cometieron incesto? Ante las continuas noticias de que en el palacio de Linares se escuchaban voces y ruidos, se dió pie a la creencia de que allí había un fantasma, y un equipo de investigadores se trasladó al palacio que permanecía cerrado a la espera de instalar en él la Casa de América. Antes había pasado por varias manos pero nunca nadie lo había habitado hasta que lo adquirió el Ayuntamiento.

fotografia

El equipo que permaneció toda una noche, manifestó haber escuchado algo como el llanto de un niño, la linterna se apagó sin tocarla nadie y se escucharon músicas lejanas. Ya por aquel entonces corrían los rumores de que José y Raimunda habían engendrado una hija a la que habían asesinado y que permanecía emparedada en el palacio y que era el fantasma de la niña que se manifestaba gritando, mamá, mamá... Alguien presentó unas psicofonías falsas que fueron un montaje  como confesó la misma autora más tarde. Este contratiempo hizo que las investigaciones dieran un paso atrás , pero en  la leyenda del Palacio de Linares sigue el misterio y el de la posible niña emparedada, para que no se conociera el incesto nunca fue investigado ni aclarado. Los empleados de la actual Casa de América guardan silencio, no quieren hacer declaraciones de ningún tipo....solamente alguien dijo que tenia la sensación de que no estaban solos.

fotografia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: