fotografia

La historia del antiguo Egipto no empezó a ser conocida hasta principios del siglo XX que se iniciaron las excavaciones por egiptólogos como Howard Carter. El mundo sabía muy poco de esta cultura milenaria y nada de los faraónes y de sus tumbas. Algunas de sus pirámides fueron usadas para enterramientos de faraónes pero esto fue en las primeras dinastías ya que más tarde, pot todo lo que se ha descubierto, los enterraban en salas especiales que se decoraban y depositaban las momias embalsamadas.

fotografia

Carter intuía que en el Valle de los Reyes existía la tumba de un faraón de la XVIII dinastía que era aún desconocida y propuso a Lord Camarvon que financiara la búsqueda. Tras muchas excavaciones, se descubrieron los escalones que bajaban hasta la puerta que mantenía los sellos originales desde que se efectuó el enterramiento. El 26 de noviembre de 1922, en presencia de Lord Camarvon, toda su familia y algunos amigos íntimos, se realizó un agujero en la parte superior de la puerta y Carter introdujo una vela.  Lo que vió le dejó deslumbrado por tantos tesoros, flores y adornos lujosos de todo tipo. Lo supo mucho dspués, era la tumba del faraón Tutankamón que permanecía intacta con la momia del faraón en su sarcófago desde hacía tres mil años.

fotografia

Tras el allázgo, empezaron a morir personas que estaba o habían visitado la tumba y se hizo muy popular lo que se llamó "La maldición del faraón". Lord Carnarvon, mecenas de este descubrimiento, sufrió la picadura de un mosquito a la que no dió mucha importancia pero al afeitarse cortó sin querer la picadura lo que le produjo una infección que se extendió rápidamente por todo el cuerpo y murió el 4 de abril del año siguiente. La prensa sensacionalísta se hizo eco de su muerte y se apresuró a publicar que en el muro de la puerta de la tumba del faraón estaba escrita esta inscripción; "La muerte vendrá sobre alas ligeras al que estorbe la paz del faraón", aunque nunca se encontró en los apuntes de Carter una referencia a esta inscripción.

fotografia

Sobre los años 30, ciertos periódicos atribuían unas treinta muertes a la maldición del faraón pero muchas eran exageradas ya que por edad o por accidentes fortuítos las personas mueren sin remedio pero la leyenda seguía y había que alimentarla. En las décadas de los 60 y 70, las piezas del Museo Egipcio de El Cairo fueron objeto de varias exposiciones itinerantes por Europa. Loa diferentes directores del museo que consintieron y aprobaron el traslado, murieron poco después sin una clara explicación ni enfermedad detectable, lo que reavivó nuevamente la leyenda de la maldición.

fotografia

No obstante, Howard Carterm el principal artífice del descubrimiento de la tumba vivió mucho tiempo así como el que hizo la autopsia a la momia de Tutankamón que vivió harta los 75 años. Carter, el pricipal implicado, cuando le hablaban de la maldición decía; "Todo espíritu de comprensión inteligente se alla ausente de esas estúpidas ideas" Los más de 5.000 objetos hallados y la momia de Tutankamón se encuentran es la actualidad en los museoa de El Cairo.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: