fotografia

Surgida de la teología, la leyenda del dybbuk trata de almas que no han podido seguir el proceso de reencarnación y deambulan por el mundo de los seres vivos buscando un cuerpo donde poder seguir existiendo. Se cree que los dybbuk salieron del Gehena (infierno) al no ser admitidos por haber transgredido llas leyes como haber cometido suicidio, provocado muertes y otros desmanes prohibidos.

fotografia

fotografia

Estas almas errantes, cuando eran seres vivos no pudieron satisfacer todos sus deseos por lo que están resentidos y no tienen buenas intenciones por lo que cuando un dybbuk entra en un ser humano los resultados son nefastos y la persona acaban muy mal. Para poder exorcizar a una persona poseída por una de estas almas es necesaria la presencia de un rabino experto en la Cabala y forman un círculo con diez personas en el interior de la sinagoga. Para aturdir y desorientar al dybbuk se hace sonar un cuerno y mientras se va leyendo el Salmo 91 tres veces para entrar en contacto con él y pedirle que se marche del cuerpo indicándole a su vez el camino a seguir para encontrar la paz de su alma.

fotografia

Las almas errantes que salen de los cuerpos exorcizados van a una caja de madera que el rabino cierra herméticamente y que jamás debe abrirse por muchos siglos que pasen. Aviso: Si en alguna ocasión encuentran una caja de madera cerrada y con palabras hebreas escritas, no cometan el error de abrirla pues se encadenarían grandes desgracias para el que la abra y toda su familia.

Fuente:

La historia de los Dybbuk

fotografia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: