fotografia

Varias versiones circulan en Honduras sobre La Ciudad Blanca que se cree permanece oculta bajo una espesa vegetación de la jungla. La más conocida es la versión de la etnia pech que siempre han mantenido que existe una ciudad que fue construída por los dioses y esta leyenda se ha transmitido de padres a hijos durante muchas generaciones como una tradición muy importante. Gracias a los adelantos de que dispone la ciencia en la actualidad, los arqueólogos hondureños, junto a varios colegas de Estados Unidos han comunicado esperanzados que la mítica ciudad puede estar oculta bajo la selva en el departamento de Gracias a Dios.

fotografia

Gracias a un sistema avanzado de escaneo aéreo láser que permite observar las superficies del suelo por debajo de las capas de vegetación espesa de los bosques, han asegurado que la ciudad podría estar en un área de 50 kilómetros  en La Mosquitia, un lugar que es imposible entrar desde tierra ni tampoco desde el aire. Los árboles alcanzan grandes alturas y la jungla es impenetrable.

fotografia

La leyenda de La Ciudad Blanca, también llamada Ciudad Perdida, es una creencia de los indios pech que habitan en estos lugares desde mucho antes de la llegada de Colón a estas tierras. Se sabe que los conquistadores españoles peinaron la jungla en busca de esta milenaria ciudad con la creencia que escondía valiosos tesoros pero ya en aquellos tiempos era dificil encontrarla y no dieron con ella. Después de muchos años de silencio, la historia de La Ciudad Blanca toma luz propia gracias a los arqueólogos que con los más modernos medios de localización de vestigios construídos debajo de la espesa capa de la jungla hondureña, han dado la noticia de la posible localización de esta ciudad mítica.

fotografia

De ser cierta su localización y de poder destaparla para mostrarla al mundo, sería para Honduras un buen acontecimiento que daría pie a una gran afluencia de turismo. Los habitantes de esta misteriosa ciudad debieron pertenecer a una etnia mucho más antigua que los Mayas por lo que descubrir los lugares y construcciones que levantaron sería una aportación a la historia de América y sus orígenes muy importante. No obstante, mientras no sea una realidad palpable, existe la duda que pueda ser otra historia de ciudades escondidas contadas por los indígenas cono El Dorado. Las nuevas tegnologías al servicio de los arqueólogos en un futuro muy próximo nos lo dirán.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: