Una leyenda celta  de juliene Osborne-McKnight, es la historia del patrón de Irlanda, San PATRICIO, de como fue para el santo la vuelta a Irlanda y como a pesar de sus reticencias, y como se convirtio en el evangelizador de estas tierras.

A mediados del siglo V, el obispo Patricio malvive en una pequeña comunidad de monjes, empeñado en predicar y convertir al cristianismo a una población belicosa y pagana, seguidora en su mayoría de la antigua religión celta y sin interes por la religión del imperio romano, su conqistador.

La Iglesia le encomienda a Patricio el evangelizar a los irlandeses, pueblo del que guarda un espinoso recuerdo pues los irlandeses lo retuvieron como esclavo en su juventud. Aunque debe profesar el amor al prójimo le es muy difícil ocultar su desprecio por los irlandeses, a quienes considera un pueblo de paganos que aun adora unas costumbres y unas leyes caducas.
Pero Padraig, como le llaman sus feligreses,nombre que el odia, no comprende el alma del pueblo que intenta evangelizar, por lo que sus esfuerzos no se ven recompensados y su labor es estéril. Sin embargo, todo cambiará con la llegada de Osián, descendiente de una estirpe de guerreros legendarios, los Fian, y subyugante narrador de historias.

Y de la mano de Osián, San Patricio realizará un itinerario espiritual y geográfico a través de las leyendas, mitos, acontecimientos y creencias de a tierra y un pueblo singulares al que aprendera a amar y comprendera en toda su magnitud.

La aparición de un anciano, llamado Osián, que con sus leyendas y sus recuerdos hace que Patricio poco a poco llegue a comprender mejor a los irlandeses. Osián es el último poeta de los Fenians.

Su misión consiste en persuadir a Patricio de que el mundo de los fenians forma parte indeleble de la esencia de los irlandeses: un pueblo dispuesto a encomendarse al dios de los cristianos, pero sin renunciar a sus creencias más profundas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: