Hay algunos trabajos que provocan lesiones al requerir realizar movimientos muy repetitivos durante toda la jornada laboral.

Las personas que mecanografían, embalan, confeccionan o atornillan, y en general realizan trabajos que requieren mucha tensión muscular y movimientos repetidos a gran velocidad sobre un grupo localizado de músculos o tendones están especialmente expuestas LESIONES.

Las lesiones son alteraciones musculo-esqueléticas que suelen afectar a los miembros superiores del cuerpo (brazos, manos, hombros, muñecas…) o a la zona cervical.

Estas lesiones pueden llegar a ser una enfermedad propiamente dicha como la tendinitis o bursitis o simplemente pueden ocasionar dolores muy fuertes y fatigas.

Las mujeres son las más afectadas por los movimientos repetitivos porque soportan la parte de las tareas más repetitivas que tiene la industria. Además se suma que en su mayoría son las que en casa se dedican a las tareas domésticas que ya de por sí son muy repetitivas.

Las lesiones físicas a veces vienen acompañadas de problemas psicológicos como ansiedad o depresión, porque los trabajos repetitivos suelen ser monótonos y a un ritmo muy elevado, lo que suele ocasionar estrés.

Los problemas físicos más comunes producidos por los esfuerzos repetidos son los siguientes:

BURSITIS: que es una inflamación en las vainas tendinosas o en las articulaciones. Suele producir una hinchazón y bastante dolor. Se da por arrodillarse con frecuencia, también en los codos o en los hombros.

Síndrome del túnel carpiano: es la presión de los nervios que pasan por la muñeca. Se caracteriza porque se produce un hormigueo y entumecimiento en los dedos. Se da por realizar trabajos en los que se fuerza la muñeca (las cajeras de supermercado suelen padecer esta dolencia).

Epicondilitis: inflamación y endurecimiento del codo. Les suele pasar a las personas que se dedican a trabajos de construcción.

CELULITIS: es la inflamación en la palma de la mano por el uso de herramientas como martillos o destornilladores.

TENDINITIS: la lesión de cualquier tendón a causa de los movimientos repetidos. Produce mucho dolor y dificulta la movilidad de la persona.

Podemos prevenir estas lesiones en nuestro cuerpo siguiendo unos prácticos consejos:

-Si usamos herramientas en nuestro trabajo, que sean ergonómicas.

-En los trabajos de oficina, el mobiliario, los teclados y pantallas de ordenador han de adaptarse a la persona.

-Se ha de reducir el ritmo de trabajo y hacer descansos cada cierto tiempo (normalmente cada hora).

-Intentar que una máquina realice las tareas repetitivas en lugar de personas.

-Formar a los trabajadores en los principios de ergonomía para evitar futuras lesiones.

-Es muy importante los reconocimientos médicos para detectar estas lesiones a tiempo.

Lesiones en trabajos repetitivos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: